Conexión Real

0
255

Es interesante dar un vistazo a nuestro alrededor y observar como nuestra sociedad esta hipnotizada por la tecnología, más allá de aquellos mitos religiosos que promovían la televisión como un cajón del diablo y luego terminaron saliendo en el, no es mi intensión satanizar la tecnología consiente que es un recurso que siendo utilizado de la manera correcta es una excelente herramienta de comunicación y expansión del evangelio.

Hoy en día las adicciones son distintas como en tiempos antiguos y aún vigente el alcohol, la drogas entre otras sustancias eran temas con los que se batallaba constantemente para salir de tal esclavitud, la tecnología es ahora uno de los grandes factores que por el mal uso que se le da está desarmando nuestra comunicación, si bien es cierto acorta distancia pero a su vez se ha abierto una enorme brecha entre el núcleo familiar y no es un tema propio de la juventud, las redes sociales han permeado fuertemente a los adultos, papá y mamá están en facebook e interactúan, pero muchas veces es más fácil ubicar a alguien en las redes sociales que en persona.

No existe un límite ni un control, esta situación se ha desbordado, a tal punto que hoy es necesario poner rótulos en las iglesias con el mensaje “Apague su celular”, eso demuestra la carencia de valores que estamos atravesando, y como las arañas tejen su red, de tela en tela, hemos sido envueltos de red en red y al reflexionar estamos atrapados en algo que a simple vista no parece malo y se torna inofensivo, pero ¿Jesús en nuestros tiempos le dedicaría horas y horas a las redes sociales o seguiría con ímpetu pregonando el evangelio? Son simples cuestionamientos, por un lado se está suplantando la comunicación con la familia por una conexión virtual cuando podemos tener una conexión real, es mi deseo que usted y yo hagamos nuestro papel y no seamos títeres de la tecnología, así como el problema no es el dinero si no el amor a él, la tecnología no es mala pero si cuando se torna en obsesión y gobierna nuestro mundo, no son más importantes los “Likes” que los amigos, ni será nunca más grande un post que una rica conversación en familia, seamos promotores de una conexión real.

No hay comentarios

Dejar respuesta