Ser madre consentidora o mano dura

0
426

Por: Silvia Melgar

El rol que desempeña una madre en la enseñanza de un hijo es sustancial para toda su vida, puesto que lo que aprendemos como hijos lo aplicamos cuando nos convertimos en padres.

Es por ello que una madre trata de hacer lo mejor que puede para formar en los hijos un carácter correcto. El psicólogo Dr. Edgardo Chacón, expresa que el consentimiento y la mano dura son experiencias normales en el desarrollo del niño, pues se debe hacer un balance en ambos, ya que en los primeros años de vida si es posible consentir a los hijos sin caer en ser una madre que todo lo permite. Sin embargo, a medida el niño crece tiene que cumplir reglas que en el hogar se establezcan y ser mano dura en cuanto los hijos actúen incorrectamente. Para el Dr. no hay que estar sobreprotegiendo a los hijos y creerse que eso es consentimiento, pues cada uno tiene que vivir sus propias experiencias sin que una madre pierda el control.

Dr. Edgardo Chacón, Psicólogo.
Dr. Edgardo Chacón,
Psicólogo.

“No hay que estar
sobreprotegiendo a los
hijos y creerse que eso es
consentimiento, pues cada
uno tiene que vivir sus propias
experiencias”

 

Lo indicado mencionó Chacón, es que exista una buena brecha de confianza entre madre e hijo, estar muy al pendiente de sus estudios, metabolismo y su potencial. Corregirlo cuando sea necesario. Una madre tiene el potencial de transmitir efectos negativos y positivos, esto dependerá de cómo sea la relación madre e hijo.

Según Cristina Díaz, miembro de la Iglesia Elim en los tiempos antiguos los padres eran más severos para castigar a sus hijos, pero a su vez esto ayudaba a los hijos, ya que estos eran más temerosos, habían más valores, muchas normas de educación y no existía lo que estamos viviendo, sin embargo hoy en día se debe tener mucha precaución para poder cuidar de ellos. No se puede ser mano dura ni consentidora en nuestra actualidad por todo lo que a diario se vive; para ella las madres cristianas tienen que tener la sabiduría de Dios seguir su guía, para saber corregir a los hijos, ya que no se les puede gritar ni tratarlos mal porque si no los hijos buscan consejos en la calle o en la escuela donde muchas veces no son buenas palabras.

Cristina Díaz miembro de Misión Cristiana Elim.
Cristina Díaz miembro
de Misión Cristiana Elim.

“El padre que hoy no tiene la sabiduría
de Dios, es quien su hijo
se va a la calle y es aconsejado
como él quiere escuchar”.

 

 

Al preguntársele sobre en qué momento se puede consentir a un hijo, ella respondió: a veces como padres decimos: ¡Yo quiero a mi hijo! Y solo les exigimos mas no los motivamos. Para que ellos estén inspirados hay que felicitarlos, abrazarlos, besarlos, colaborar con ellos y que vean que hay amor en su hogar, con sus padres. Mencionó además que una manera de castigar a un hijo es que cuando comete una falta prohibirle lo que le guste, de manera que aprenda que lo que hizo está mal, ya que los castigos que años atrás se aplicaban ya no se pueden aplicar a esta generación más bien hay que ser mensajeros de la palabra de Dios para que los niños y jóvenes lleven su palabra consigo.

No hay comentarios

Dejar respuesta