Conectados con el Padre

0
419

Pastor José Luis Blanco y D.

 

Por: Pastor José Luis Blanco y D.

 

Jn 10:30

“Yo y el Padre uno somos”.

Uno de los errores más comunes en las personas, incluyendo cristianos, es emprender proyectos por cuenta propia, porque no es lo mismo meter a Dios en mis planes, que meterme en los planes de Dios. Jesús se unía a las empresas de su Padre y sin duda alguna este punto es absolutamente clave para cualquier persona que está interesado en que: “todo le salga bien”. ¿Cuántos proyectos has abandonado porque fracasaste? ¿Cuántos planes iniciaste y después abandonaste porque perdiste la pasión por realizarlos? Jn 5:19“Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente”.

Podemos elaborar todo proyecto incluso para glorificar al Padre, y simplemente pedirle a Él que lo bendiga, sin embargo, los proyectos que avanzan son aquellos que coinciden plenamente con lo que el Padre está haciendo en el lugar donde nos encontramos. Debemos reconocer que, aunque aparentemente tenemos capacidad en nosotros mismos, no sabemos cómo discernir las intenciones ni los pensamientos de nuestro Dios. Jn 5:20“Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilleis”.

Si Él no revela su voluntad, lo más seguro es que esa elección del presente para vivir en el futuro, no le garantice que será exitosa, podemos mencionar algunas de ellas: su pareja para formar una familia para toda la vida, su carrera universitaria para ejercer la profesión que a usted le parece apropiada, el llamado a servirle, o el negocio que usted inició y ve que no fructifica. ¿No cree que es un alto riesgo equivocarse en estas decisiones? ¿No le parece sensato hacer a Dios partícipe antes de tomar decisiones arrebatadas que son a veces irrevocables al querer retroceder?

¿Cuál fue el resultado de Jesús en su unidad con Dios? Jesús vivía como Dios deseaba que viviera, todo fructificaba: sacaba demonios, sanaba enfermos, resucitaba muertos, los ojos de los ciegos se abrían, desenmascarar los corazones de los fariseos, es decir todo intento del enemigo era neutralizado por el poder de Dios.

Amados, si la experiencia misma, nos está mostrando los resultados raquíticos o desastrosos en las decisiones equivocadas que tenemos, ¿no cree que vale la pena vivir en los planes de Dios por resultados, más que por intuiciones de nuestro corazón? ¿No le parece que es un precio muy alto estarse equivocando en decisiones que afectan nuestra vida diaria?

Recuerda, el plan para nuestra vida fue preparado en los cielos antes que naciéramos. ¿Para que inventar lo que ya está hecho? ¿No cree que sería bueno estar… CONECTADOS CON EL PADRE?

No hay comentarios

Dejar respuesta