Iglesia Cristiana Huellas de Unción celebró su 10mo. aniversario

0
400

Iglesia Cristiana Huellas de Unción, celebró durante el mes de septiembre su décimo aniversario con diversas actividades, todas con el propósito de exaltar el nombre de Jesús y de agradecer al Señor por su respaldo durante todo este tiempo que les ha permitido predicar la Buenas Nuevas de salvación y restauración.

Con un mover  glorioso de alabanza, danzas, adoración, predicación y palabra profética  se desarrollaron cada una de las celebraciones, siendo preparados y equipados por el Espíritu Santo para el nuevo tiempo que se ha proclamado a nuestras vidas.

Todo inicio siendo un Ministerio de Oración, el cual se realizaba los días lunes en la sala de la familia Picariello, fue hasta un 3 de septiembre del año 2006, que el hermano Alberto Picariello fue establecido como Pastor, bajo la cobertura del Pastor General Eduardo Rodríguez de Iglesia Misión Cristiana Judá. Empezaron en un pequeño local en esquina opuesta al hospital Militar estando ahí solamente tres meses, pero el Señor los bendijo moviéndolos hacia donde están actualmente en Montebello Poniente.

La iglesia, nace con el versículo de Isaías 10:27 “Y el Yugo se podrirá a causa de la unción”, palabras que han estado marcadas durante los diez años de existencia de este templo, en donde han visto vidas restauradas, libres de enfermedad, entre otros milagros. Los pilares base para la iglesia han sido: la palabra de Dios, la alabanza restaurada y el mover del Espíritu Santo.

A lo largo de esta historia se han renovado para evangelizar a todas las almas posibles, para poder glorificar el nombre de Jesucristo, es por ello que sus lemas lo dejan claro: 2007 año de restauración, 2008 año de la cosecha, 2009 año de la conquista, 2010 año de multiplicación, 2011 año de la gracia, 2012 año de ensanchamiento, 2013 año de los prospectico, 2014 año de expansión, 2015 año de la libertad, 2016 año de lo sobrenatural

Es una Iglesia que NO se conforma y es por ello que han decidido seguir adelante y  creyendo al Señor que la gloria postrera que viene para esta casa será mayor que la primera. Están a la expectativa de un mover glorioso, lleno de maravillas, milagros, prodigios y hechos poderosos que marcarán la vida de muchos.

Como iglesia están agradecidos con quienes  los han visitado para exaltar  al Señor  durante esta celebración y dejar una palabra de bendición sobre este ministerio que Dios ha levantado. Y como su lema lo dice: “Un lugar para los que no se conforman”, como templo quieren alcanzar más de la gracia de Dios.

No hay comentarios

Dejar respuesta