El rumor, arma de destrucción masiva

0
297

El mundo de la política está tremendamente contaminado con el mundo religioso, todos tarde o temprano participamos de rumores aun sin haberlos buscado; esta semana pasada un político de renombre fue acusado de tener en su equipo de trabajo a un personaje buscado por la ley acusado de agrupaciones ilícitas. Al enterarse de dicha acusación este político desmintió con papeles el rumor por sus detractores iniciado.

En el mundo del espectáculo es igual de peligroso, en repetidas ocasiones matan a nuestros artistas favoritos para lograr notoriedad en los medios o en las producciones de sus álbumes, los rumores nunca traen nada bueno como resultado y si usted es de aquellos que los repiten sin fundamento un día de estos puede terminar demandado y quizá hasta encarcelado.

El rumor es más peligroso que un arma de fuego, digo esto consciente que el alcance de un rumor ahora es inmenso utilizando los medios o redes sociales hoy tan de moda; el arma de fuego está limitada a accionar daño a quien le apunta y con un limitado número de cartuchos; pero el rumor puede dañar a organizaciones completas, Familias son destruidas a diario por esta mala práctica en todo el mundo, y cuando digo mundo me refiero a político, religioso o de negocios.

Grandes campañas políticas son ganadas a base rumores infundados, recordemos que el rumor son proposiciones diseñadas para ser creídas, estos normalmente se transmiten de persona a persona de forma oral, o sea podemos decir que son especulaciones no confirmadas pero muy aseveradas por los necios que las repiten; los rumores muchas veces son mayormente eficientes que las verdades.

El rumor tiene como objetivo debilitar al oponente o adversario, pero jamás olvides que la mentira tiene patas cortas, en otras palabras la verdad siempre saldrá a la luz; tarde o temprano el rumor se verá vencido por la verdad y los que de él participaron quedarán al descubierto como falsos. Como detractores de lo bueno que otros puedan hacer en el camino de la vida.

Aquí la salida al rumor:
1- No combatas fuego con fuego.
2- Reacciona correctamente.
3- NO te hagas el bobo, tú sabes que estás en boca de todos.
4- No muestres cuánto te importa.
5- Habla sólo cuando debas.

Controla tu lengua y no participes de la guerra de rumores por muchos idolatrada, recuerda que los rumores son armas de destrucción masiva, los cuales te privaran de conocer la verdad por un tiempo determinado, pero al final se conocerá la verdad y esa verdad te perseguirá por el resto de tu vida; toma en cuenta que mañana puedes ser tú el que esté en la banquillo de los acusados. Analiza y enmienda, el rumor destruye y no construye, edifica tu vida en la verdad, ya que el que conoce la verdad vive en verdadera libertad.

No hay comentarios

Dejar respuesta