Divorcio ¿UN MAL QUE AFECTA A LA IGLESIA?

0
619

El matrimonio según las Sagradas Escrituras, dice que el hombre dejara a su padre y madre, y se unirá a su mujer, los dos serán una sola carne; así que ya no son dos sino uno, por ello lo que Dios junto no lo separara el hombre. Lo que quiere decir que es un pacto sagrado que el señor hace en la vida de una mujer y un hombre.

Actualmente la familia en la sociedad ha sufrido ciertas influencias por cambios culturales, sin embargo cuando una familia está formada según la voluntad de Dios, esta es fuerte y feliz, de tal manera que inspiran a cada uno de sus miembros a vivir el evangelio.

Para el Pastor de la Iglesia Elim Dagoberto Miranda, un matrimonio debe tener tres cosas principales inamovibles para no derrumbarse: poner a Dios como base, vivir la palabra de Dios y por supuesto el servicio en la iglesia. Al ver hoy en día tantos matrimonios que han fracasado y sobre todo aquellos matrimonios jóvenes, el Pastor hace hincapié en estar en el llamado al ministerio, pues es Dios quien llama al hombre y a la mujer para unirlos y esto solo se da mediante la madurez espiritual, emocional y física que la persona alcance. “Mientras uno se casa más maduro es mejor, porque hay menos conflictos”. Expresó Miranda.

Hermano ELIM

 

“Mientras uno se casa más maduro es mejor, porque hay menos conflictos”.Dagoberto Miranda, Pastor de Distrito ELIM

 

Al preguntarle sobre cómo deberían de actuar los hijos en el caso que sus padres están en proceso de divorcio, él contesto que lo ideal sería no “traumarse”, ser neutral y más que nada dejarle las cargas a Dios. Y tomar en cuenta que los padres, nunca deben cometer el error de envenenar el corazón de sus hijos hablándoles en mal de su mamá o papá, pues no es justo para ellos, y como adultos los padres están obligados a llevarse bien por el bienestar de sus descendientes.

Seis de cada 10 jóvenes encuestados en la zona de Salvador, indican que viven solo con mamá o solo con papá, lo que significa que provienen de hogares disfuncionales. Además de dejar en claro que para ellos, la principal razón de los divorcios es la “infidelidad”.

Según Gloria Solórzano, miembro de la Iglesia Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel, un verdadero matrimonio con fundamentos cristianos no debería divorciase pues este es un mandato de Dios, pero cuando ya hay crisis matrimoniales de por medio lo mejor que se puede hacer es mejorar la comunicación y dejar todo en manos de Cristo.

Hermana TABER“Las relaciones que hoy vemos no todas tienen a Jesús ni como prioridad ni en sus corazones y es ahí donde llega el fracaso”. Gloria Solórzano, Miembra activa de Iglesia Tabernaculo Biblico Bautista Amigos de Israel.

 

Añadió que existe una diferencia entre las relaciones antiguas y a las actuales, pues para ella, las relaciones que hoy vemos no todas tienen a Jesús ni como prioridad ni en sus corazones y es ahí donde llega el fracaso. El matrimonio es una sociedad permanente entre un hombre y una mujer, es por ello que se debe mantener la relación creciendo en unidad y entendimiento así como lo indica Efesios 4:2-3, “Con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz”.

El Doctor Teófilo Rivas, piensa que si un niño crece en un ambiente de divorcio, lo más seguro es que el niño también lo haga cuando sea adulto producto del ejemplo que vio. La iglesia tiene un papel muy importante pues los líderes de iglesia tienen la responsabilidad de que las personas puedan tener una mentalidad diferente respecto al divorcio.

 

SONY DSC

“Si se hace una campaña permanente para matrimonios jóvenes y jóvenes antes del matrimonio, con esto se puede mejorar bastante”. Dr. Teófilo Rivas, Presidente UNPES

 

La crisis de divorcios que vemos a diario puede ser mejorada a medida que la iglesia lleve una campaña de concientización, debido a que lo que sucede en la casa marca a los hijos para toda su vida. El Pastor habló acerca de la labor de los líderes, pues tendrían que ayudar a los matrimonios para que estos puedan llegar al final, ya que según estadísticas 6 de cada 10 que se casan se divorcian, se tiene que cambiar esa cifra, y para esto resulta necesario empezar desde el hogar; llevando consejería pre matrimonial a los jóvenes, para cuando decidan casarse tengan un concepto diferente a lo que probablemente han visto, de lo contrario se repite la historia.

El Doctor aludió: “Si se hace una campaña permanente para matrimonios jóvenes y jóvenes antes del matrimonio, con esto se puede mejorar bastante y que logren ver lo desastroso que es el divorcio. Hay que orientar a la pareja” El pastor Rivas explicaba lo esencial que es el hecho que los padres de familia sepan orientar a los hijos, sobre la vida matrimonial, si están próximos a casarse. Además de aconsejar a los líderes y pastores de nuestro país.

No hay comentarios

Dejar respuesta