OSC honró a los siervos del Señor

0
1980

Siguiendo con la temporada de conciertos, la Orquesta Sinfónica Cristiana de El Salvador (OSC), celebro el pasado 30 de octubre un concierto previo a la conmemoración del Día Nacional de la iglesia Evangélica salvadoreña. Dicho concierto fue un acto para honrar a los líderes y pastores que trabajan a diario en la obra del Señor Jesucristo.

OSCP

Los pastores y líderes de diferentes iglesias evangélicas del país, se dieron cita a la joya arquitectónica que se encuentra en el centro de San Salvador, El Teatro Nacional, para poder disfrutar de un concierto especial, que honraba todo el trabajo que ellos realizan, pero también celebrar el Día Nacional de la Iglesia Evangélica Salvadoreña.

Entre notas musicales y voces melodiosas los integrantes de la OSC y salmistas que la acompañaban, exaltaban y glorificaban a Dios. Los asistentes se mostraron muy agradecidos con el Señor por la oportunidad de haber podido ser elegidos para trabajar en su obra.

El Maestro Benjamín Solís, se mostró muy satisfecho por la presentación “Es un privilegio que hayamos logrado tener una cantidad grande de pastores; muy contento de poder haberlo realizado para ellos”.

Además del concierto, el Maestro Solís, entrego reconocimientos por los años de trayectoria a escritores y músicos, entre ellos se encontraba el padre del Maestro Benjamín, el Compositor y pianista Benjamín Solís Menéndez y el cantante Lenny Flamenco quien es un salvadoreño radicado en los estados unidos.

OSCP1

Flamenco dijo sentirse muy agradecido y privilegiado por la oportunidad de cantar junto a la OSC “es la primera vez que canto con una sinfónica, es un sueño hecho realidad poder cantar con la Sinfónica Cristiana de El Salvador; este reconocimiento es muy simbólico para mi generación, lo recibo en nombre de mi generación, porque sé que hay muchos jóvenes salvadoreños, que están siendo usados por Dios”.

OSCP2

La OSC se prepara durante todo el año, ensayando domingo a domingo, para realizar de una manera majestuosa sus presentaciones, y poder con estas, adorar al Señor.

Para los músicos que forman parte de la orquesta fue un privilegio poder haber realizado dicha interpretación para los siervos de Dios. “es un privilegio, porque uno toca para Dios, ensayamos pensando en hacer lo mejor; pero tocar para aquellos que son los mensajeros directos de Dios, es algo increíble, saber que en realidad los bendecidos por ellos somos nosotros” dijo Alexandra Sermeño quien desde hace 2 años toca el Chelo en la OSC.

La próxima fecha será el 11 de diciembre en el Teatro de Santa Ana.

No hay comentarios

Dejar respuesta