¿Qué significa exactamente la oración? Y ¿Quiénes deben practicarla?

0
339

POR JULY DE SOSA

¿Sabía usted, que existe una condición para poder orar?. Permítame mostrársela en el libro de Hebreos 11:6 Sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan.(NVI)

Esta sencilla pero poderosa palabra de dos letras “fe” es lo que nos faculta para la oración. Y lo que responde a la interrogante ¿Quiénes deben practicarla? Todo el que tenga fe en Dios. La oración sin comprensión se limita hacer un simple dialogo con Dios; Pero si se conoce su significado en nuestra vida es lo que marcará la diferencia y cambiara nuestro punto de vista. Los discípulos de Jesús estaban interesados en aprender a orar de la forma precisa y perfecta delante de Dios y pidieron a Jesús les enseñara hacerlo; Jesús les enseña un modelo de oración, aunque su intensión no fue que ellos repitieran esa oración sin entenderla, al contrario Jesús les estableció un modelo de oración como guía para que ellos y todos los creyentes nos comunicáramos con Dios padre, con amplio discernimiento.

He sabido que en Jerusalén hay un edificio que tiene más de cien losetas de cerámica inscritas con la oración del padre nuestro, en diferentes lenguajes. Algunas personas le llaman “La oración del padre nuestro” O “La oración del Señor” Lo cierto es que sin duda es la oración más repetida en todo el mundo.

Pero ¿Qué significa exactamente la oración? En ella descansa nuestra alabanza y adoración para Dios. La oración es la medicina eficaz para quienes la practican. Cuando oramos experimentamos la paz que sobrepasa todo entendimiento, sin importar la angustia que tengamos, o el gigante que enfrentemos. La oración es la única manera de crear una relación sincera y estrecha con Dios. Ya que cuanto más la practiquemos, más le conoceremos, y nuestros ojos serán abiertos al igual que nuestro entendimiento; porque conoceremos la verdad y esa verdad nos hará “libres” he escuchado decir que la oración es “el poder” de un cristiano. Estoy totalmente de acuerdo y agregaría…Un cristiano que no ora, es un pobre desvalido.

Cierro diciéndole que la oración nos abre la oportunidad de pedir, buscar, y llamar. Y también la experiencia de experimentar milagros. No olvide que su oración o falta de ella, influirá en lo que emana de su vida; ya sea fe, o duda.

¿Qué le parece? Si a esta hora le pide a Dios que gobierne su vida en este día, y busca su protección y ayuda. Además de llamarle para que le socorra en su necesidad. ¡Feliz semana!

No hay comentarios

Dejar respuesta