El lenguaje Trump

0
132

Por: Pastor Edgard López Bertrand jr

La política jamás es de carácter transparente, al igual que los mensajes de los políticos los cuales en mi opinión personal, están llenos de ambigüedades y palabras rebuscadas que ni ellos escriben, ya que tienen a personas asignadas para realizar sus discursos pomposos y llenos de engaños con falsa promesas.

A un segmento del pueblo en general, les es agradable el escuchar este tipo de exposiciones, pero a la gran mayoría en lugar de dejar un mensaje claro, se termina preguntando, ¿Qué fue lo que el gobernante intentó decirnos en sus 450 palabras?

Nada nuevo, las Iglesias y los religiosos somos parte de este club del lenguaje confuso, nos encanta sonar rimbombantes e importantes, cuando lo que la gente necesita son respuestas a sus problemas o dificultades.

El Presidente TRUMP habló con tanta claridad, que para algunos su discurso inaugural fue casi vulgar en su opinión. Para mi, fue claro y entendible, cada una de las cosas que quiso darnos a entender a todos los que no somos sus seguidores o súbditos; prometió erradicar el terrorismo, pidió apoyar todo producto Norteamericano, (entre México y Estados Unidos), y todo lo hizo con palabras poco coloquiales, habló para el América promedio ó de clase media, les prometió que América será de ellos y no de los políticos o aristócratas; ese es el mensaje que la gran mayoría necesitaba escuchar, en esta época con tanta decadencia del País más fuerte del Mundo; en otras palabras, aclaró con lenguaje sencillo, que todas las decisiones de comercio, impuestos, inmigración y asuntos exteriores serán a favor del pueblo Norteamericano.

Me agrada el lenguaje de TRUMP, tal vez no sus políticas, pero si la manera de demostrar que la gente no quiere más de los mismo, se ha encargado de cambiar la imagen del político tradicional e implementar una imagen de un político atrevido, en las determinaciones a tomar.

Claro, esto asusta al que está acostumbrado a que no le ofendan ó confronten, pero para un Magnate como el (TRUMP) es el pan diario. “Pelear con leones de su clase para sobrevivir”.

América del Norte, no teman, las palabras son solo palabras; Dios sigue teniendo el control sobre su hermoso País y sobre cada uno de sus políticos, incluyendo al Presidente TRUMP y su nuevo gabinete de Gobierno; hay que darle la oportunidad de reconstruir su economía, sus políticas exteriores, su política de salud, el amor a su país, permitan que en los próximos cuatro años, ponga a sus servicio los conocimiento que posee para negociar de manera exitosa.

El lenguaje de TRUMP puede ser tóxico, pero al final esperemos que sus acciones sean mejores que sus palabras grotescas u ofensivas, que ya han generado inseguridad en la gran mayoría de los Estadounidenses, no olvidemos que las oraciones de los justos cambian todas las cosas para bien y que a pesar que TRUMP es el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Dios es Rey.

No hay comentarios

Dejar respuesta