Para quienes no celebran el día de la amistad.

0
255

POR JULY DE SOSA

Estamos a pocas horas de celebrar una de las fechas más convenientes para el comercio, el día de la amistad y el amor. La actividad comercial presenta mil detalles alusivos a dicha celebración, con diferentes precios para quienes no dudan en adquirir uno para el ser amado. Pero también encontramos personas que no celebran el popular Valentine´s Day. Por diferentes motivos tales como: Una desilusión amorosa, luto, religión entre otros.

En esta oportunidad dedico este articulo a todas esas personas que por algún motivo de los antes mencionados u cualquier otro, piensan que no forman parte en la celebración.

Independientemente de que el comercio aproveche esa celebración para incrementar sus ventas, o, que algunas parejas decidan hacer una tregua en sus diferencias en ese día para celebrar un amor que probablemente ha sido reemplazado por la costumbre. Los hijos de Dios por medio de Jesús tenemos una mega razón para celebrar la amistad y el amor. Su palabra escrita dice: Tenemos paz con Dios por medio de su hijo que nos reconcilio con ÉL. 2 Corintios 5:18. Todos estábamos antes de Cristo enemistados con nuestro creador a causa de nuestros pecados. Más Jesús con su sacrificio en la cruz anulo el acta que nos era contraria. Y Jesús mismo se nombró amigo de nosotros diciendo: Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando. Os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi padre, os las he dado a conocer. No me elegiste vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al padre en mi nombre, él, os lo dé. Esto os mando que os améis los unos a los otros. Juan 15:11-17. ¿Qué le parece? Esto es más que suficiente para celebrar todos los días el amor y la amistad que tenemos con Dios. Ya que por ese amor hemos sido escogidos y justificados, y debemos amarnos los unos a los otros, así, como Jesús nos ama.

Ese regalo recibido me parece suficiente para unirme a la celebración del amor y la amistad. Ya, que si me aprovecho del día, al igual que lo hace el comercio. Tengo la oportunidad de compartir con otros del amor de Dios.

No te dejes confundir, ni te prives de celebrar lo que de Dios has recibido. “Amor y amistad” esa celebración no depende de sí tienes o no, una pareja sentimental a tu lado, o si la fecha te recuerda otra triste, si un “amigo” te ha fallado. ¡Celebra! mañana el Día del amor y la amistad. Y adorna tu rostro con una sonrisa e ilumina la oscuridad de otros con ella. Regala un saludo cordial y en la medida que puedas comparte del amor tan grande capaz de llenar cualquier vacío y cambiar cualquier tipo de amargura por gozo y paz, que solo se encuentra en Jesús.

¡Feliz día del amor y la amistad a todos los reconciliados con Dios y a todos los que serán reconciliados!

No hay comentarios

Dejar respuesta