¿Tiene la Iglesia Evangélica la misma importancia para el Estado que la Iglesia Tradicional?

0
897

Según el Art. 26 de la Constitución de la República  dice que: Se reconoce la personalidad jurídica de la Iglesia Católica. Las demás iglesias podrán obtener, conforme a la ley, el reconocimiento de su personalidad.

La Iglesia Evangélica, no es un edificio, son personas conformadas en una congregación en donde buscan una correcta orientación bajo la palabra de Dios.

En El Salvador, la iglesia ha jugado un papel tan importante que hasta la fecha ha tenido significativos logros en su lucha del reconocimiento de su trabajo, tal es el caso de que haya un día conmemorativo para la Iglesia Evangélica (28 de octubre), día de la oración (23 de noviembre) y el mes de La Biblia (diciembre). Y es que no es solo el hecho de que en un día se realice algo, sino más bien que el pueblo sepa el significado del trabajo tan elemental que los evangélicos han ejecutado para el bienestar de la nación.

Juan Carlos Portillo, Subjefe de la fracción de GANA.
Juan Carlos Portillo, Subjefe de la fracción de GANA.

Al preguntarle al Subjefe de la fracción de GANA, Juan Carlos Portillo, ¿Por qué el Estado no le da la misma importancia a la Iglesia Evangélica que a la Iglesia Tradicional? Él dijo: “Lamentablemente, hemos visto esto en las gestiones que ha habido pero cuando hablamos del Estado hablamos de todos los órganos de gobierno, pero en la Asamblea Legislativa somos muy abiertos en cuanto la visión de la Iglesia Católica y Evangélica”.

Para él esto se debe a que en el país todo se ha constituido por tradición, por ser quienes en algún momento gobernaban. Vivimos en un Estado laico en donde debemos ser tolerantes y poder convivir.

Portillo, además mencionó que junto a su partido han tenido un acercamiento con la Iglesia Evangélica, sin embargo el reconocimiento legitimo está en manos de los gobiernos de turno, que en función de su trabajo deberían hacer un esfuerzo por reconocer a la Iglesia Evangélica, por el crecimiento y fundamentos bien establecidos.

“Yo sí creo mucho en la Iglesia Evangélica, en lo que hacen, en el trabajo que hacen. Diferentes pastores, que predican de diferente manera pero todos enfocados a la palabra de  Dios y eso es muy importante para todos salvadoreños”. Añadió el licenciado Portillo.

Hoy en día la Iglesia Evangélica en su deseo de llevar al pueblo salvadoreño por un mejor camino, enfoca sus esfuerzos en programas sociales que vayan en pro del bienestar público, esto incluye a todos los sectores de la sociedad.

La visión misionera que la Iglesia tiene, no se puede dejar a un lado, pues es una muestra de evangelización, legado que es parte de lo que Jesús enseñó a sus hijos. Entonces, el objetivo de la Iglesia como tal va más allá de realizar un culto los domingos, pretende expandirse de tal forma que quienes son miembros de una congregación sean sujetos activos y comprometidos con su país.

Para el Pastor general de la Iglesia Del Camino, Dr. Mauricio Navas, no existe un equilibrio en lo que la Constitución política expresa. Pues hace gran referencia al hecho que el desarrollo del mundo evangélico ha sido tan grande que los cristianos se están ubicando en los primeros lugares tanto norteamericanos como en influencia de trabajo.

Dr. Mauricio Navas, Pastor General de la Iglesia Del Camino,
Dr. Mauricio Navas, Pastor General de la Iglesia Del Camino,

“Creo que tendría que haber una revisión entre los programas que están enfocados a la Iglesia Católica o los programas que están enfocados a la Iglesia Evangélica ya que esta, está haciendo verdaderos esfuerzo y una gran colaboración social. Estoy seguro que en la gran a mayoría de personas evangélicas son productivas, forman parte de un buen sector de la población salvadoreña, gente que da soluciones a nuestro país”. Aludió Navas.

Para el Dr. Navas, habría que buscarse una equidad, debería haber una reforma al artículo 26, en términos generales ha habido una tendencia a que haya más equidad entre las personas y el Estado; y que a la Iglesia se le dé ese espacio en la sociedad con las mismas oportunidades de desarrollo. Una reforma en la que todos se ubiquen bajo la misma idea.

“Sería bueno que los sectores evangélicos puedan tener en primer plano una propuesta de reforma, hacer una citación del mundo de liderazgo evangélico para ver en qué punto específicamente es que se necesitan reformas”. Dijo Mauricio Navas.

No hay comentarios

Dejar respuesta