Artrosis de cadera

0
266

Por: Dr. Alvaro Guillermo Sánchez Chávez
Ortopeda especialista en cadera.

La articulación de la cadera la forman, por una parte, la cabeza del fémur y, por otra, una oquedad en el hueso de la pelvis que se llama cotilo o acetabulo. Las dos superficies óseas están tapizadas por el cartílago articular. Alrededor de estos huesos están la membrana sinovial, los ligamentos y una potente musculatura.

Definición

Podemos definir la artrosis de cadera como un desorden lentamente progresivo, de patogénesis y causa desconocida, que se presenta en etapas tardías de la vida y clínicamente se manifiesta por dolor y limitación de la movilidad articular de la cadera. Se caracteriza por erosiones focales y destrucción del cartílago, esclerosis, quistes óseos subcondrales y formación de osteofitos en los márgenes de la articulación.

Es relativamente frecuente, aunque no tanto como la artrosis de rodillas o de manos. En general, es propia de personas mayores, aunque puede aparecer antes de los 50 años, siendo excepcional en jóvenes, y las que lo padecen tiene una enfermedad de base como la artritis reumatoide juvenil.

FACTORES DE RIESGO PARA LA ARTROSIS DE CADERA

Se ha publicado que el 80% de las artrosis de cadera se justifican por tres factores de riesgo: obesidad 15%, deportes 55% y trabajo con esfuerzo físico 40%, en general se dice que dichos factores son:

– Factores genéticos.

– Edad.

– Malformaciones genéticas y del desarrollo.

– Obesidad.

– Practica de deporte de contacto.

– Traumatismos.

– Ocupación y actividad laboral.

Síntomas

El síntoma fundamental es el dolor. El dolor en la artrosis de cadera se localiza en la zona de la ingle; en ocasiones, el dolor baja por la cara anterior del muslo y también puede doler la rodilla, lo que puede hacer pensar al paciente que el problema está en la rodilla.

Al principio de la enfermedad, el dolor sólo aparece al caminar y al subir o bajar escaleras. Con el paso del tiempo, es normal que aparezca claudicación (“cojera”) al caminar.

Diagnostico

El diagnostico no ofrece dificultad, vasta la historia clínica del paciente, la exploración física de la cadera, la marcha del paciente y se corrobora con un radiografía de cadera o pelvis.

Tratamiento

Sera según el grado de afectación de la articulación, y va desde la fisioterapia, pasando por analgésicos, condroprotectores llegando inclusive al reemplazo articular de la cadera. Lo importante es consultar al médico cirujano ortopeda especialista en reemplazo articular.

No hay comentarios

Dejar respuesta