“Calma niñ@”.

0
210

Al finalizar la etapa del enamoramiento y de la pasión, los problemas empiezan a surgir como estallidos luminosos, muchas veces nos preguntamos qué es lo que esta pasando en nuestra relación, antes era arrumacos y sonrisas. Ahora discusiones y conflictos continuos. Muchas veces no sabemos los motivos, tan solo sentimos esa incomodidad o rabia ante nuestra pareja y lo que queremos es descargar la ira sobre él/ella.

 

¨Mi pareja, mi espejo” esta persona que he elegido para compartir mi vida, se convierte en mi espejo, en ella descargo mis frustraciones, enojos, amarguras, cobra vida mi niñ@ interior, exigiendo atención, cariño, paciencia, amor, con un tono imperativo y con altos niveles de berrinches (igual que un niñ@).

 

Te parece parecido a la realidad que estas viviendo…..? pues bien, lo que esta sucediendo es que estas proyectando en tu pareja a tu niñ@ herido.

 

Y cómo ponerle fin a estos ataques de furia y de exigencia……? haciendo un examen profundo de conciencia sobre ti mism@.

  • Quien eres?
  • Cómo eres?
  • Qué esperas de tu pareja?
  • Tus expectativas sobre tus logros personales y profesionales son acordes a tu realidad, a los resultados de tus acciones?

 

Ahora bien, remontémonos al pasado, a tu historia personal, a tu familia de origen, qué recuerdos tienes de tu infancia, tráelos al aquí y al ahora….. Date unos minutos para recordar. No sigas leyendo.

 

Recordaste armonía, amor y felicidad. O recordaste regaños, soledad y lágrimas. Qué fue lo primero que recordaste?.

 

Por supuesto que tod@s tuvimos tanto momentos positivos como negativos en nuestra infancia. Las situaciones vividas hacen que seamos las personas que somos ahora de adultos. Lo que vimos, escuchamos y sentimos complementaron nuestra personalidad, ya que nacemos con una carga genética que es el temperamento más las experiencias forman nuestra personalidad.

 

Muchos adultos albergan un niñ@ lastimado en su interior, que demanda a gritos amor y atención; seguramente en sus primeras etapas de vida no recibió lo suficiente para sentirse amado y aceptado, y así fue creciendo hasta llegar adulto, sintiéndose de la misma forma, sin amor ni aceptación. Entonces cuando quiere tener una vida en pareja las demandas de amor y atención son tan altas que la pareja quiere salir corriendo, ya que se siente abrumado, ahorcado, asfixiado y las discusiones empiezan a tomar fuerza y cada vez son mas frecuentes e intensas, perdiendo el respeto, la comunicación, la empatía, la pasión y el bienestar común, elementos claves para una relación de pareja efectiva.

 

Si este es tu caso,  y te sientes vulnerado, lastimado, rechazado y poco amado cuando estas en pareja, busca ayuda profesional y espiritual, seguramente tu niñ@ interior este llevando el control de tu vida.

 

Dios te bendiga,

Camarena.

No hay comentarios

Dejar respuesta