ÉL LES PROVEERÁ

0
414

Leer Josué 24: 13 – 15

Al hacer la lectura, veras que Josué, al declarar, suceden tres cosas:
“…..yo y mi casa serviremos a YHWH “, que debes tener presente para que tenga valor en tu vida. Josué, antes de esta declaratoria, hace un llamado al pueblo en los versículos 1 al 13, al recordar las grandes misericordias de Dios.

Lo primero que Dios hace antes de la declaratoria, es comenzar a recordarles todo lo que ÉL había hecho por ellos.
En las familias, hoy, se pierde la influencia para llevar a familiares a los caminos del Señor, porque todos se acostumbran a tener éxito, a progresar, a tener victorias, y no dejan en claro que, lo que tienen, lo tienen gracias a YHWH.

Enfatizan a sus hijos los estudios, enseñándoles que, si estudian,  tendrán mejores oportunidades, Y ES CIERTO, pero olvidan decirles que no importando los estudios que tengan, quien les dará la victoria, más allá de los estudios, es el Dios Todopoderoso.

Olvidan orar por los alimentos en cada desayuno, almuerzo y cena. Esto parece ser tan simple, pero es importante, en lo poco que hagamos, dejarles saber a nuestros hijos que, lo que están comiendo, no es meramente fruto del trabajo, sino de la bendición de Dios sobre ellos.

Hay que poner la conciencia de oración y agradecimiento en los corazones de tus hijos, para que sepan que TODO PROVIENE DE ELOHIM y que, si piden al Padre, creyendo, Él les proveerá.

Comienza a orar y que te vean orando, que cuando recibas tu salario, te vean darle gloria al Señor.
Cuando vayas a la casa de Dios, lleva tu ofrenda, preséntate delante del Señor y déjales saber a todos que, lo que tienes, es por causa de lo que Dios ha hecho en tu vida.

Lo segundo es que Josué le hace un llamado al pueblo a escoger a quien servir. No importa  la presión del mundo, tendrás que pararte firme, aceptar el llamado de servir a YHWH y decir: ESCOJAN A QUIEN SERVIR, porque yo y mi casa vamos a servir a YHWH. Comienza diciendo: Yo voy a servirle a ELOHIM, en esta casa vamos a servirle a ÉL, voy a trabajar para agradar a YHWH.

Mientras esperas, modela a quién tú sirves, a través de tus decisiones, a través de tus palabras, problemas, dificultades, emociones y  reacciones.

Lo tercero que sucede, Josué comienza a provocar que el pueblo tiene que tomar compromisos.

Para poder llegar a comprometerte, tienes que pasar un proceso. Muchos en el hogar no han tenido la fe suficiente, ni el compromiso para ver la transformación de su casa. Quieren que su cónyuge, sus hijos, le sirvan al Señor, exigen que vayan a la iglesia, SIN ANTES MODELARLES ESE COMPROMISO.

Si quieres que tu casa le sirva a Hashem, encárgate de recordarles y de que sepan que, lo que tienen, viene de parte de ÉL.

Comienza a mostrar ese compromiso, tomando decisiones correctas y sabias en tu vida, que les deje saber a los tuyos cuál realmente es tu convicción. Así comenzaras a ver cómo poco a poco tu casa te sigue y se levanta, en el nombre de Jesucristo.

No hay comentarios

Dejar respuesta