Oye, escucha…

0
227

Salmo 40:1
” Pacientemente esperé a YHWH, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor” .

Oye, escucha…

Una mujer frente al espejo, miraba su rostro desfigurado por el odio , ira.
Contemplaba , su rostro demacrado , con el corazón endurecido , con deseos de venganza que dominaban su mente , al ver su rostro desfigurado, recordando todo tipo de abuso, sus valores pisoteados, sin autoestima, ni esperanza alguna , ilusiones muertas , pasado destrozado, el presente desgarrado , con deseos de suicidio.

De pronto: tocaron a su puerta, ella abrió. Vio a una mujer que le decía, con una voz, firme y amorosa:
¿Sabes?
Desde el vientre de tu madre, Dios el YO Soy te formó.
Si estás así, es porque, has dudado, que ÉL TE AMA, no le has buscado.

Oye, escucha, LEVÁNTATE, oh amiga mía,
Corre, si no puedes correr, camina, si no puedes caminar, póstrate, pero has algo HOY DÍA. BUSCA AL CREADOR DE TU VIDA.

Tú has venido a la tierra de los vivientes, con propósito y llamado. NO TE DETENGAS.

Repite y dile: ABBA: yo soy tuya Padre, dame un soplo de vida, y quiero ser solo tuya y vivir para Tí.

Mujer tú que lees estas líneas inspiradas por El Espíritu Santo, reacciona, sacúdete, ÉL inclinó su oído y escuchó tu aflicción y victoria tiene para Tí.

Marlene Chorro, profeta de Jesucristo.

No hay comentarios

Dejar respuesta