Enseñemos a nuestros hijos a creer en Dios

0
129

Salmo 27:13
Salmo 37:25
Josué 24:14

Hay un nivel de fe cuando podemos seguir una instrucción de Dios, aún sin entenderla, aún sin tener todos los detalles, Dios no tiene que darte detalles, él no tiene que darte explicaciones.

Todos en algún momento, hemos pasado por momentos difíciles en nuestras finanzas. Cuando vamos a la palabra del Señor, en Génesis 26, por ejemplo, la Biblia nos habla de un tiempo de hambre que pasó Abraham.
Eventualmente, Jacob también experimentó un momento de dificultad como este.
En medio de estas situaciones económicas que pasaron estas familias a través de los tiempos, Dios preparó soluciones milagrosas para todos ellos.

Isaac sembró en aquella tierra, y allí Dios lo prosperó. A Jacob, aún en medio de sus errores, Dios lo bendijo, le abrió puertas, lo llevo a un lugar de abundancia. Más adelante Dios envía a José para preparar provisión para la necesidad que tendría aquella familia.

Hoy día no es extraño que familias pasen momentos de dificultad económica, pero aquellos que le creemos a Dios, podemos ver su abundancia, su poder, a través de nuestras generaciones.

La crisis económica que tú has estado viviendo no va a hacer que tus hijos sean esclavos. Declaramos y confiamos y creemos contigo, que esta crisis económica no va a esclavizar a tus hijos, sino que ellos serán libres, no serán atados por la deuda, sino que experimentarán el poder  multiplicador de Dios.

Viene multiplicación divina para tu vida; nos unimos a tu fe, y tus hijos verán la mano de Dios obrando a favor de ellos.

Declaro que recibes sabiduría tú que lees estas líneas, para tomar tus decisiones.

En el amor de Elohim, recibe paz.

No hay comentarios

Dejar respuesta