¿Deben los evangélicos participar en política?

0
360

En las últimas décadas este ha sido un tema que sale a la luz siempre que se acercan comicios electorales pero luego de pasados estos eventos pierde vigencia. En la actualidad la Iglesia Evangélica en El Salvador ha crecido significativamente y eso la hace atractiva para los políticos tradicionales que pueden verla como un caudal de votos. Con el correr de los años la iglesia ha ido flexibilizándose en cuanto si debe o no participar un cristiano en política partidaria, y han existido esfuerzos de personas que a título personal han incursionado, dichas experiencias unos las califican como buenas y otros como malas o deficientes, y es que es normal ver la política como sucia o como una de las esferas con menor credibilidad, de aquí que surgen interrogantes dados estos antecedentes ¿es correcto que la iglesia se abstenga de participar en política partidaria? Refiriéndonos a los laicos, puesto que desde el tema pastoral la Constitución de la Republica de El Salvador es clara que un pastor no lo puede hacer estando en su cargo, es decir si quiere participar debe renunciar a su ministerio.  Art. 82.- Los ministros de cualquier culto religioso, los miembros en servicio activo de la Fuerza Armada y los miembros de la Policía Nacional Civil no podrán pertenecer a partidos políticos ni optar a cargos de elección popular. Tampoco podrán realizar propaganda política en ninguna forma.

En Costa Rica, siempre en la misma área de Centroamérica, ya existen 4 diputados cristianos en el congreso, Fabricio Alvarado es uno de ellos y esta es su concepción de cristianos en política: “¿Ser o no ser un diputado evangélico? Desde luego que lo soy y lo seguiré diciendo: un cristiano evangélico, profundamente agradecido como mi gran Dios y Salvador, que derramó su sangre por mí en la Cruz del Calvario. Pero a la Asamblea Legislativa no vine a dar Bibliazos y panderetazos; he venido a representar a mi pueblo, a legislar y hacer mi trabajo; pues es en nuestras iglesias, casas y otros lugares donde usamos la preciosa Palabra de Dios para dar luz al mundo. Como diputado la llevo en mi corazón, como piedra angular, donde tengo los valores y principios que pongo al servicio de mi país.  ¡Soy un diputado evangélico!, y por eso, los principios cristianos iluminan mis posiciones y sustentan mis acciones para el beneficio de mi país.” A la vez que está aspirando a la presidencia en las elecciones 2018 en su país.

En nuestro país hay aspiraciones similares, tal es el caso del periodista y candidato a Diputado por San Salvador por el Partido de Concertación Nacional PCN Edwin Góngora, quien según sus palabras “no quiere, ni busca ser uno más en un curul de la Asamblea Legislativa, eso es fácil.  Busco hacer la diferencia, que me cueste, que se vea y ser de provecho para la población, Hoy lo tengo más presente que nunca para buscar el poder político, no para satisfacer mi ego o necesidad, sino, para usarlo a favor de quienes aún en medio de la frustración y el descontento, desean ver el inicio de un El Salvador en mejores condiciones” expresó Góngora.

De todo esto surge la interrogante ¿Deben los cristianos participar en política?

Pregunta para la cual entrevistamos al pastor de Iglesia Cristo Centro Francis Batarse “Hay que hacer la diferencia entre la política como tal y la política partidaria, es necesario establecer las diferencias para incluir también el grado de involucramiento, porque lo que hemos tenido en el pasado ha sido una mala experiencia, y esa mala experiencia se deriva a mi juicio de la falta de criterio propio, cuando se llega a ser más fiel a los lineamientos politos partidarios que a las convicciones personales en cuanto a honorabilidad, anticorrupción, etc. Ahí tenemos una pequeña deuda. Sin embargo creo que los pastores deberíamos tener una filosofía o un marco cristiano para la participación de creyentes cristianos en la política. No hay nada como los valores, el amor al trabajo, la honestidad , el respeto mutuo, el concepto de solidaridad cristiana son valores básicos que un cristiano en política debería de tener, indudablemente vamos a encontrar muchos elementos que se oponen a esta práctica, pero el hecho que estos elementos estén ahí, no significa que el cristiano no deba de involucrarse, debe de asumir el cristiano que tiene aspiraciones políticas, debe de asumir con verdadera responsabilidad los valores para practicarlos,  El carácter de un hombre se conoce dándole poder y dinero, no podremos saber si alguien hará un buen o mal papel hasta que esté dentro de esas ligas”, subrayó el pastor Batarse.

Para el empresario y representante del movimiento social “ACTUA” Jorge Cervantes el tema de la participación de los cristianos en política no es un tema que se dará sino algo que ya está sucediendo, según su criterio es una de las formas que una persona se auto realiza, así como alguien se auto realiza dando clases en las escuelas o a través de la predicación, también hay otros que pueden hacerlo desde el servicio público menciona, “El perfil idóneo de un evangélico que participe en política es haber nacido de nuevo, ese temor al Señor es el que lo va a hacer las cosas públicas en función de los principios y valores bíblicos; el que hable bonito, se vista bonito y sea físicamente regular, eso es completamente irrelevante, lo importante es que la persona sea temerosa de Dios, que tenga un proyecto político personal de hacia dónde quiere el llevar su cargo público, ¿lo va a hacer en el área económica?, ¿lo va a hacer en el área municipal?, ¿lo va a hacer en el área gubernamental?, debe tener un proyecto personal de que es lo que él quiere dejar como aporte, porque ir a participar en política a ser uno más e ir a levantar la mano para aprobar cosas que no entiende, creo que sería un grave error” concluyó Cervantes.

No hay comentarios

Dejar respuesta