ESTA PUEDE SER TU HISTORIA…

0
1410

Marta tiene un hijo de ocho años, que en su casa no para de hacer travesuras, anda solo corriendo, hay desorden en su cuarto, le habla y parece que no la escucha, no la obedece, hace cosas intrépidas donde arriesga su vida, se sube al techo, a los árboles, a los muros, no mide el peligro.

En la escuela le han puesto toda clase de quejas,  desde que no  está sentado, que platica mucho en clase, no presta atención a las indicaciones de  la maestra, olvida la tarea, no copia las clases, el cuaderno desordenado, pierde su lápiz todo los días, olvida su mochila en el pasillo, y otras cosas más;   en las reuniones del colegio, las madres de otros niños le han reclamado “algo que su hijo ha hecho a sus compañeros”, se siente cansada y frustrada, no sabe que más hacer, ha llorado, se ha enojado, lo ha regañado y castigado,  ha hecho todo lo posible por ayudarle y la situación con su hijo no cambia.

El hijo de Marta está presentando indicadores del Trastorno de  Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH),  aún no se conoce la causa exacta del TDAH se sabe que es un trastorno neurobiológico con un indudable componente genético y que existe una alteración en el funcionamiento de dos neurotransmisores cerebrales: la noradrenalina y la dopamina.

Estas sustancias no funcionarían de manera adecuada en algunas áreas del cerebro, en concreto en la corteza prefrontal. Esta zona se halla implicada en el control de algunas funciones, como son la atención, la concentración y la impulsividad, que se encuentran afectadas en el TDAH.

En función del predominio de unos u otros síntomas, existen tres subtipos de TDAH: con predominio del subtipo hiperactivo/impulsivo, con predominio del subtipo inatento o con una mezcla de los dos anteriores que se denomina combinado, es  el más frecuente de los tres.

En la evaluación se observa y  obtiene  información del comportamiento del niño en la casa y el colegio, el diagnostico lo realiza el neurólogo pediatra y/o el psiquiatra infantil junto al profesional de psicología.

En la intervención del neurólogo pediatra: algunos niños/as necesitaran la administración de medicamentos para controlar los síntomas del TDAH.

En la gestión educativa: Se estima que el 80% de los estudiantes con TDAH pueden ser enseñados en aula regular, siempre que los docentes estén dispuestos a realizar adecuaciones en el aula de acuerdo a las necesidades de los estudiantes.

En el Centro Integral de Salud Trabajando Para Cristo  ofrecemos la atención psicológica a los padres y madres de familia para conocer la problemática,  así disminuir la frustración y lograr una mejor comprensión y capacitación en el manejo de la conducta a niños/as con TDAH.

La psicoterapia está orientada a ayudar a los niños/as  y adolescentes a desarrollar su capacidad de autocontrol, a manejar la sintomatología nuclear del trastorno, a gestionar y controlar la frustración, a mejorar y entrenar la socialización, usando procedimientos conductuales, de autocontrol, auto indicaciones, pensamientos reflexivos, modificación de conductas disruptivas,  técnicas de relajación.

Visítenos será un gusto atenderles.

Puede obtener mayor información en Centro Integral de Salud Trabajando para Cristo al tel.: (503) 2519-2811

 

No hay comentarios

Dejar respuesta