¿Por qué la resurrección de Jesús es diferente a todos los que resucitaron antes de Él?

0
109

POR JULY DE SOSA

Los cristianos conmemoramos el día de ayer la resurrección de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, el hijo de Dios. Sin embargo, muchos restan importancia a su resurrección, afirmando que no fue el primero en resucitar, porque otros resucitaron antes que ÉL; lo cual es una verdad innegable, las santas escrituras hablan y  afirman ese hecho, con ejemplos tan conocidos como el de Lazaro hermano de Marta y Maria, la hija de Jairo, todos los que se levantaron de sus sepulcros cuando la tierra tembló, en la hora que Jesús entrego su espíritu, según lo declarado por Mateo, y sumados a estos, todos los mencionados en el antiguo testamento. Son hechos que no podemos ignorar y menos negar que ocurrieron. Pero lo más importante de esto es saber la diferencia que hizo la resurrección de Cristo. Lo primero es conocer el porque resucito Jesús, a diferencia de los demás, El lo hizo para demostrar que todo lo declarado acerca del reino de Dios en sus tres años de ministerio era cierto, para que las profecías acerca de ÉL  se cumplieran, para dar a conocer el poder del Espíritu que le levanto de los muertos, mismo que mora en cada uno de los creyentes, para exponer y vencer  públicamente a  Satanás, para garantía de todos los creyentes que al igual que Él resucitaremos en la hora llegada, porque como la muerte no pudo detenerlo tampoco nosotros moriremos para siempre. La muerte de Jesús pago nuestra deuda de pecado, reconciliándonos con el gran ¡Yo soy! Y su resurrección, abrió lugar en el cielo, para que seamos participes de la vida eterna con ÉL.

Ninguno de los que resucito antes que Él, lo hizo por todo lo antes mencionado. Termino marcando la diferencia de los resucitados antes que Cristo diciendo y afirmando: Todos aquellos que un día resucitaron antes de Jesús, volvieron a morir, no así mi Señor y Salvador ¡ÉL VIVE Y VIVIRÁ POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS! Y un día todos le veremos tal cual es, ya no más en forma de siervo, sino en forma de rey, pero no únicamente como rey de los judíos, sino como “Rey” de todos aquellos que le reconozcan como tal, porque ya no hay diferencia entre judío ni griego, entre esclavo y libre, entre hombre y mujer, porque todos los creyentes somos uno en CRISTO JESUS. (Gálatas 3:28) (Romanos 10:12)

La resurrección de Jesús es única y gracias a que ÉL resucito nosotros resucitaremos, para vida eterna 1Corintios 15:12-20.

El epílogo del evangelio de Juan declara: Jesús hizo también muchas otras cosas, tantas que, si se escribiera cada una de ellas, los libros escritos no cabrían en el mundo entero.

¡Feliz primer semana del mes de Abril!

 

No hay comentarios

Dejar respuesta