El Caso de la Semana

0
1836

Estimadísima doctora Camarena:
Soy fiel seguidora de sus consejos en todos los medios de comunicación, le felicito por todo su apoyo que nos da.
Ahora quiero compartirle lo que estoy viviendo. Tengo 15 años casada, ambos tenemos 45 años y me acabo de dar cuenta que me esta engañando. Estoy confundida, no sé qué hacer, ya que el dice que me ama y que esto que esta pasando solo fue una aventura, sin darse cuenta fue viviendo esta aventura. Qué hago doctora, estoy muy triste y enojada.
Querida lectora:
Gracias por tus comentarios. Para mi es un privilegio poder apoyar a quien lo necesite. Referente a lo que me comentas de la infidelidad de tu esposo, no tengo la menor duda de que realmente, el fue cayendo en la tentación de la carne, poco a poco se fue enredando en una relación extramarital en la cual lo que lo motivaba seguramente era la adrenalina, lo prohibido, la carne nueva, la conquista, el sexo.
Si realmente, él esta arrepentido y quiere una nueva oportunidad para restaurar el matrimonio. Tu podrías preguntarte si lo amas?, si realmente quieres seguir
compartiendo tu vida con él?. Si tu respuesta es afirmativa, también puedes reflexionar sobre cómo has sido como pareja, como mujer, como ayuda idónea. Cuando hay una infidelidad, ambas partes de la pareja tienen responsabilidad. Por eso
es tan importante que ambos hagan una auto-reflexión y la dialoguen sobre estos 15 años de matrimonio, cuáles han sido las fortalezas y las debilidades, con el fin de rediseñar la relación de pareja.
Frecuentemente sucede que con el pasar de los años, la relación de pareja cobra menor importancia, dando más prioridad a ser padres y a construir un patrimonio,
teniendo como resultado cansancio, estrés, preocupaciones, discusiones y vidas paralelas; cada uno de la pareja sumergido en su propia vida, lidiando en solitario. Sumado a esto, aparece un compañer@ de trabajo o un ex amor que sale en las redes
sociales saludándote, preguntándote sobre tu vida y alagándote. Y como los seres humanos necesitamos atención, empiezas a establecer una relación con esta persona que te da atención estableciendo una relación afectiva y/o sexual.

El reto para los matrimonios es tener todos los días un espacio para conversar y compartir con su conyugue. Y una cita semanal para mantenerse enamorados.

Por su puesto que se puede superar una infidelidad, siempre y cuando haya amor, reflexión, arrepentimiento, humildad y perdón de amabas partes. Vale la pena que ambos luchen por restaurar su matrimonio! “Imagina una nueva historia en tu vida, ponle toda la fuerza de tu corazón, una actitud
positiva y será tu historia”.

Puedes escribir tu caso al correo concamarena@laprensacristiana.com , e iré dando respuesta a cada uno de los casos en esta sección, reservando el nombre del emisor.

Dios te bendiga.

Camarena.

No hay comentarios

Dejar respuesta