Quebrando el vaso más frágil

1
256

En lo que va del año se contabiliza una cantidad de 225 feminicidios en El Salvador, en su mayoría perpetrados por su compañero de vida, y de edades jóvenes, no puede ser que nuestra sociedad convulsione a tal grado de matar al ser que la Biblia llama vaso frágil y que a su vez da las indicaciones de como debe ser tratado. Se está irrespetando en todas las formas posibles a la mujer, es un tema que debe llamarnos fuertemente la atención.

Como iglesia se tiene el deber de salir al paso de esta situación y abordarla desde diversos aspectos como pronunciamientos, capacitaciones de cuales son las alternativas que tiene la mujer para no ser violentada, la prevención es una herramienta de la que hay que hacer uso, pero también la atención debida a todos los casos que dentro de las iglesias se tiene conocimiento, denunciar es necesario para evitar tragedias, del adecuado trato que se le dé a los casos conocidos dependerá el lograr disminuir o mejor aún desaparecer un mal que está dañando a nuestra sociedad y exponiéndola como una de las más violentas.

Es preocupante saber que se perpetran los hechos con lujo de barbarie, que no existe el mínimo remordimiento de sus actos sinónimo de una conciencia cauterizada, se maltrata en público y en privado, es alarmante como las personas a su alrededor se vuelven indiferentes como diciendo no es a mí a quien agreden entonces que me importa, la indiferencia en la actualidad creo que es uno de los más grabes problemas que afrontamos porque es un claro abandono a la mujer, no es un acompañamiento a solucionar la crisis sino el hundirse en el olvido y el desinterés como ajenos a nuestro entorno, necesitamos despertar en nuestro papel de luz, de brillar, de alcanzar a los demás. Salgamos al paso de cualquier acto o signo de violencia hacia la mujer para decir un rotuno NO A LA VIOLENCIA.

En el cierre de estas líneas necesito hacer varias conclusiones: 1. Si alguien está pensando en casarse es de revisar los parámetros y los indicativos que las autoridades están brindando del perfil de un agresor para evitar ser víctima, 2. Si está en una relación matrimonial y está sufriendo violencia busque ayuda, acuda a las autoridades pertinentes, denuncie, acérquese a un líder eclesial para que se le oriente de los mecanismos a seguir para el cese de la misma y 3. Espero que nadie que este leyendo esto sea un maltratador porque es vergonzoso que alguien del género masculino haga uso del dote de su fuerza o condición para maltrato, físico, emocional, económico o cualquier tipo de violencia hacia la mujer, de ser así también busque ayuda pero psicológica para sus trastornos mentales porque alguien capaz de dañar a una mujer habiendo nacido de vientre en definitiva tiene una condición de bajeza, se debe dejar de estar quebrando al vaso más frágil.

1 Comentario

  1. Hermano creo que esta bien ocupar unas lineas para enunciar públicamente estos actos de barbarie, sin embargo también creo firmemente que uno de los factores que han contribuido en esto. Es que en las iglesias no se esta tocando estas enseñanzas como debe ser, hay siervos que están mas preocupados en enviar mensajes light para que los congregantes no se molesten o se retiren de sus templos ya que dependen de sus ofrendas y diezmos……esto nos esta haciendo daño en la sociedad, en las casas ya no se esta teniendo el tiempo para la enseñanza de valorar y respetar a la mujer como la biblia lo indica, en las escuelas les están enseñando a que ellos tienen el derecho de decidir sobre sus cuerpos y que No respeten la autoridad y que los demanden si los corrigen. ESE NO ERA EL PLAN DE DIOS y para finalizar, tomando parte de la palabra de Dios, y como respetaran si nadie les habla y como van a hablar si les han puesto bozal…..DIOS LE BENDIGA

Dejar respuesta