Niñez e identidad de género

0
653

La identidad de género en la niñez es un tema de discusión a nivel mundial, bajo este contexto surgen varias interrogantes, pero antes de adentrarnos al tema debemos estar conscientes de su significado y la diferencia entre el sexo y la identidad de género.

Según la Organización Mundial de la Salud que por sus siglas se conoce como OMS, el género se refiere a los conceptos sociales de las funciones, comportamientos, actividades y atributos que cada sociedad considera apropiados para los hombres y las mujeres, el sexo se determina al nacer por características y diferencias físicas.

El desarrollo y el crecimiento del niño son complementarios, a la edad de 2 años el cerebro ha establecido la mayor cantidad de conexiones neuronales, descubren y aprenden a través de sus sentidos, forman su pensamiento a través de experiencias vivenciadas; de lo que vio, escuchó, tocó, el adulto a cargo es el encargado de presentarle el mundo, de transmitir cultura y reglas de convivencia. A esta edad son conscientes de las diferencias físicas entre los niños y las niñas poco antes de los 3 años se identifican fácilmente, ya sea como niño o niña, a los 7 años de edad la mayoría  se sienten estables con su identidad de género, aprenden los roles del género, hacer ´´ las cosas que quieren los niños´´ o ´´las cosas que hacen las niñas´´.

Para el niño poder clasificarse así mismo si es chica como mamá o chico como papá, se sirve de información externa, por ejemplo observando los colores de la ropa; algunas niñas tienen tendencia a preferir el color rosa; es muy natural que utilicen los colores para identificarse con su sexo, a través de los juguetes; hay chicos que solo quieren jugar con carros y si se les presenta la opción de jugar a la cocina rápidamente responden: ´´eso es de niñas´´;  y a través de las diferencias físicas.

PORTADA02

Según el Lic. Benjamín Orantes Psicólogo en A y B Psicología, “Cuando una persona nace tiene una carga genética definida y unas características sexuales que le definirán como niño o niña; la representación más evidente son sus órganos genitales pero debemos aclarar que no es la única diferencia biológica entre un hombre y una mujer, a lo largo de la vida existen diferencias más profundas, entre ellas: diferencias en los huesos del cráneo, diferencias en los huesos de las caderas, diferencias en el cuerpo calloso que conecta ambos hemisferios cerebrales, diferencias en las cargas hormonales y algunas otras que de forma menos evidente pero que demuestran que biológicamente existen diferencias entre los niños y las niñas; debo aclarar que ninguna diferencia vuelve inferior o superior a ninguno de los dos, simplemente hemos desarrollado características y funciones diferentes, que en conjunto nos han permitido mantener activa a nuestra especie a lo largo de mucho tiempo” explica el Lic. Orantes.

 

Cabe destacar que la familia es la base de la sociedad y la principal encargada de fomentar principios y valores, pero también hay instituciones como la iglesia y la escuela que ayudan a fortalecer estas enseñanzas.

 

EL Licenciado Orantes menciona que los niños y niñas son  permeables a lo largo de su desarrollo; a las diferentes influencias sociales que se ven expuestos, por lo cual como padres y madres se debe no únicamente ser un buen ejemplo de hombres y mujeres de bien, sino además entender y auditar los diferentes espacios sociales en que los hijos se están viendo expuestos ya que pueden fácilmente confundirse y hacerse falsas o erróneas creencias sobre el desarrollo sexual.

 

“También es importante que no confundamos el sano desarrollo sexual de los niños y las niñas, tampoco sexualicemos a nuestros niños antes de tiempo, ni los privemos de la sana interacción con pares del sexo opuesto; todos debemos interactuar con distintas personas además de tener claro que un juguete no define la sexualidad de una persona”. Expresó el Li. Orantes.

Surge una pregunta en concreto ¿Qué pueden hacer los padres ante esta temática?

“Ambos pueden ofrecer tiempo de calidad con cada uno de sus hijos para modelarle cómo es y cómo se expresa un hombre y una mujer, a través del juego, conversar, actividades cotidianas. Los niños van asimilando tanto las palabras como las actitudes y expresiones corporales que tiene cada uno de sus progenitores. Si hubiera separación entre los padres, ambos tienen que tener claro, que el hijo necesita de los dos, la separación con los hijos no debe darse por ningún motivo. Todo hijo necesita a papá y mamá toda su vida, ya que los progenitores son fuente de amor, seguridad y ejemplo. Por lo que vale aclarar que hay una diferencia muy grande entre un rol y una identidad, el primero es algo que hacemos por ejemplo un niño quiere jugar a cocinar, pero eso no lo convierte en niña él está imitando la acción de cocinar, es diferente cuando dice yo soy la mamá, la identidad es lo que uno es, yo soy un “niño “pero quiero cocinar”. Explica la Dra. Isabel Camarena de Guerrero

El pasado 2 de julio de 2018 fue presentado un anteproyecto  ante la Asamblea Legislativa de la República de El Salvador, para la revisión de diputados y diputadas  en el que se solicitó la aprobación  de dicha propuesta, admitir el anteproyecto de Ley de Educación en Afectividad y Sexualidad responsable.

Citando párrafos como el Articulo 86 literal m de la Ley LEPINA que establece: “Incluir en los temas educativos temas relacionados con la nutrición, la educación sexual y reproductiva, el embarazo precoz, la equidad y violencia de género, las drogas, las enfermedades infecto contagiosas y el medio ambiente y garantizar la permanencia en el ámbito escolar y la no discriminación de las niñas, niños y adolescentes madres, embarazadas o víctimas de violencia”.

En esta ley se plantea que la realización de desarrollar estos temas sea obligatoria a lo largo del ciclo lectivo, para el cumplimiento del programa nacional de Educación en Afectividad y  Sexualidad Responsable.

El anteproyecto de esta Ley fue postergado en la Asamblea Legislativa, pero el Ministerio de Educación de El Salvador (MINED)  ha hecho entrega de la nueva currícula para el año escolar 2019 ha instituciones públicas y privadas, en la cual han incorporado en la materia Cívica y Moral temas  que destacan como:

“Practico el respeto a la diversidad”

“Respeto a la diversidad (jóvenes, mujeres, tercera edad, comunidad de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI), y pueblos originarios).

“¿Quién soy y cómo he llegado a ser lo que soy?”

“Formación de la identidad individual, social y sexual”

 

El Pastor general de Iglesia Kemuel  Juan Carlos Hasbun expresa que “la naturaleza  implantada por el creador en su creación (varón y hembra los creo). La Biblia no induce o habla del tema en concepto de niñez de manera directa  por una simple razón: lo da por hecho. Sobre este punto es donde nos toca como padres e iglesias simplemente reafirmar lo que nuestra creencia religiosa y cultural establece; los niños pueden establecer su definición de sexo (identidad de género es un término inapropiado pues da un espacio que la Biblia no acepta) de manera natural. Siendo los padres y mentores los primeros en garantizarle al niño la protección para que por ningún motivo se vea el menor confundido o influenciado por interpretaciones ajenas y confusas. Concluyó el pastor Hasbun.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta