Practiquemos la empatía

0
157

POR JULY DE SOSA 

¿Qué es la empatía? ponerse en el lugar de otro, poseer un sentimiento de participación afectiva en la realidad que afecta a otra persona. Ignorar este sentimiento resulta fácil para quienes rebosan de egoísmo; aunque sinceramente creo que todos, por naturaleza humana tenemos cierto porcentaje de esto. Y  digo nuestra naturaleza humana, porque en nuestra parte espiritual no existe tal sentimiento. La palabra de Dios declara: No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, amor y de dominio propio. La empatía es asunto de amor hacia nuestro prójimo, y dominio propio para hacer el bien.

Basta con observar nuestro entorno para darnos cuenta que lo que más se practicar es lo contrario de empatía “antipatía” Afortunadamente para los creyentes, cada acción antipática tiene un consejo de Dios como antídoto, veamos alguno de estos. Empezando en nuestra misma casa es común ver a esposos que defienden el hecho de que los oficios caseros, son exclusividad de la mujer, sin importar que ella aporta a la economía de su hogar con un trabajo extra fuera de casa. Mientras su esposo sabe que al llegar a casa descansara. La mujer que no cuenta con ayuda de una doméstica sabe que antes de su descanso tendrá que fregar los platos de la cena, y dejar preparadas cosas para el día siguiente, y su esposo no se da ni por enterado. Respecto a esto Dios dice: Maridos tratar a la mujer como a vaso más frágil y no seáis ásperos con ellas. Negar ayuda en casa es parte de ser áspero con tu esposa.

Todos los que tenemos el privilegio de conducir un auto sabemos que existe un manual de conducta para transitar por las calles, entre ellas están: Ceder el paso, respetar a los peatones, señales, semáforos entre otros. Para obtener nuestra licencia demostramos que entendíamos esto y que lo practicaríamos, sin embargo, en las calles practicamos el manejo a la defensiva, vemos o somos parte de la antipatía, hacia los otros conductores, y en algunos de los casos esa antipatía mostrada al momento de no ceder el paso, ni respetar las señales de tránsito, ha terminado en homicidios. Para este tipo de comportamiento el manual de Dios dice: Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularlos al amor y a las buenas obras (Hebreos 10)

Como padres a veces olvidamos el respeto que debemos mostrar a nuestros hijos sin importar su edad, y dejamos la empatía de lado cuando estos principalmente en etapa de infantes, nos “cansan” con las fantasías propias de su mundo, y en vez de mostrar interés en lo que hacen, los mandamos a callar, o sermoneamos diciendo “ya me aburriste vete a jugar a otro lugar” Dios dice:

Herencia de Jehová son nuestros hijos cosa de estima el fruto del vientre. (Salmos 127:3) Estima= Valorar, amar, cuidar, motivar, respetar, etc.

Acerca de los amigos la biblia declara: En todo tiempo ama el amigo y es como un hermano en tiempo de angustia (Proverbios 17:17) En ocasiones estamos rodeados de amigos cuando tenemos a nuestro favor buen tiempo, pero en tiempo de tempestad sentimos su antipatía, o somos quienes la ejercemos a otros, para esa situación de momento. Olvidando que el consejo dice “en todo tiempo ama el amigo”

Ciertamente debe de ser por la necesidad que tenemos a diario de recordar estas instrucciones, Jesús uso la oración conocida como “el padre nuestro” como modelo, ya que esta invita a pedir por cada día, manteniendo así una relación de comunión con Dios y cumplimiento a sus consejos

En fin, vivan en armonía los unos con los otros, compartan penas y alegrías, compartan el amor fraternal, sean compasivos y humildes. (1 Pedro 3: 8)

¡Shalom!

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta