Nombran a Dante Gebel “Ciudadano Ilustre”

0
240
Fotografía cortesía cuenta oficial de facebook de Dante Gebel

El reconocido conferencista, conductor, escritor, Pastor de los jóvenes y actualmente Pastor de RIVER CHURCH en Anaheim, California Dante Gebel esta tarde a través de su cuenta oficial de Facebook  informó sobre un nombramiento importante, el alcalde de San Martín en Argentina le hizo la atenta invitación para ser nombrado “Ciudadano Ilustre”, el evento se llevará a cabo en el LUNA PARK  un tradicional estadio en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

La premiación será en el mes de diciembre, Dante volverá a su barrio (Billinghurst) el que lo vió crecer, el lugar donde corrió, jugó a la pelota, a las escondidas, sin duda un lugar que le trae muchos recuerdos y nostalgia, el pastor con su característico humor recordó anécdotas de su infancia y las compartió con todos sus seguidores.

Artistas como Gustavo Cerati, el escritor Ernesto Sabato, Carlos Bala entre otras personalidades fueron  galardonados con este nombramiento.

Casa de infancia de Dante Gebel
Casa de infancia de Dante Gebel

***

LAS VUELTAS DE LA VIDA:

(EL CIUDADANO ILUSTRE)

Esta es la casa en la que pasé mis primeros 20 años de vida, aquí nací, en Billinghurst, Buenos Aires.

En ese barrio jugué a la pelota y al carnaval en la calle con bombitas de agua. Jugaba a las escondidas cada verano hasta que la vieja me llamaba a comer, me volé un diente andando en bicicleta, adopté algunos perros callejeros y tuve mis primeros e inolvidables amigos.

En las Fiestas de fin de año se cortaba la calle y todos salíamos a bailar o a sentarnos en la vereda hasta la madrugada.

Los sábados lluviosos veía con mi viejo películas en blanco y negro en Teleonce, “Sábados de súper acción”. Si Dios era bueno, daban una de Jerry Lewis o Laurel y Hardy. (No había internet, ni Tablet, ni celulares).

Conocía a todos los vecinos de la manzana.

Allí pedía fiado en el almacén y coleccionaba las figuritas de “Titanes en el ring” y “La pantera Rosa”, que vendía la kiosquera de la vuelta.

También me asaltaron en alguna esquina y me robaron hasta las zapatillas; a la semana los mismos cacos me devolvieron los documentos; código de delincuentes de barrio de aquel entonces, jaja.

***

 “Qué lindo halago, me emociona.  Pensar que caminé toda mi infancia por esas calles y jamás pensé que el Señor me sorprendería con esto.  Otro mimo de mi Dios, absolutamente inmerecido” concluyó Dante.

No hay comentarios

Dejar respuesta