Instrumentalización de la Iglesia Evangélica

0
262

En noviembre del año 2017 el Instituto Universitario de Opinión Publica IUDOP realizó una encuesta con una muestra de 1,265 entrevistas (en la cual el 36.7% de entrevistados se declaró evangélico para evaluar al país durante ese año y las expectativas electorales.

Algunos de las temáticas que abordaron fueron la delincuencia, la pobreza, el interés de la población por emitir sufragio y la confianza de los salvadoreños para las elecciones del 2018.

Se les preguntó a los entrevistados sobre la confianza y credibilidad que se tiene en las instituciones y algunos actores nacionales, públicos y sociales. Los datos arrojados de la encuesta muestran que la población al cierre del año 2017 tenía mayor confianza en las iglesias, colocando en segundo lugar a la Iglesia Evangélica con un porcentaje de 30.6%, en segundo plano la población señaló a diversas instituciones como la PNC, Fuerza Armada, alcaldías, medios de comunicación. Los de menor rango de confianza pública fueron los partidos políticos, La Asamblea Legislativa y el TSE.

El Pastor Mauricio Castellón actual presidente de Alianza Evangélica de El Salvador en una reciente entrevista se le preguntó sobre ¿Cuál debe ser la actitud de la Iglesia Evangélica en este momento de campaña política?

“Recientemente veíamos un estudio de opinión en donde era medida la credibilidad de las instituciones, la Iglesia Evangélica es una de las instituciones que gozan de mayor credibilidad en el país y los partidos políticos gozan de menor credibilidad, cuando Jesús le habló a Herodes y le dijo “decid a esa zorra” aunque es una frase fuerte hablaba de la astucia con la que muchas veces los hombres que están en el poder o quieren estar en el poder se mueven, hay un mover en el cual en estos días publican notas, sacan noticias en donde los políticos se están acercando a la iglesia, eso es astucia, una institución de menor credibilidad busca a una de mayor para hacerse creíbles, para hacer como que sus propuestas si son ciertas o son verdad, eso es instrumentalizar a la iglesia. Nosotros no estamos  en este mundo para hacer eso, el riesgo de esto es que podemos generar confusión y uno de los principios en la palabra es que Dios ha dado libertad a cada ser humano, cada uno es libre para escoger delante de Dios a quien quiere que le gobierne, los pastores y líderes religiosos no debemos prestarnos para estar haciendo alianzas porque eso va a confundir y hacer más daño a la nación, nuestro compromiso es con el reino de Dios”

En estos últimos días a través de las redes sociales y medios de comunicación, se ha podido observar que los actuales aspirantes a la presidencia de partidos políticos como lo es el FMLN, ARENA, GANA, VAMOS están acercándose a  pastores y denominaciones para obtener la aceptación y el agrado de los feligreses, participando de eventos y pidiendo “la bendición de Dios”.

En una reciente entrevista que el periódico digital El Faro le realizó al Pastor General de Misión Cristiana Elim Mario Vega comentaba que es difícil saber si un político en verdad es cristiano:

“Los políticos suelen darse un baño de religiosidad de la noche a la mañana comienzan a visitar iglesias, comienzan a asistir a actividades de oración, de la noche a la mañana les interesa la Biblia, lo que los pastores puedan decir, se reúnen con ellos, entonces es sospechosa esa súbita conversión de la noche a la mañana”

En la entrevista también le preguntaron si la iglesia debería basar su voto en la fe de los candidatos a lo que el pastor respondió con un rotundo “NO”, “la afiliación religiosa no garantiza nada, las encuestas de preferencias electorales que están siendo publicadas por diferentes universidades y casas, están mostrando que el evangélico tiene sus preferencias por determinados candidatos con bases que no tienen nada que ver con la fe, con la religión, simplemente lo mueven otras pasiones que no es lo religioso” concluyó el Pastor Vega.

En los tiempos de Jesús, según los historiadores nunca colisionaron ambas corrientes ya que Jesús mismo expresó que su Reino no era de este mundo. Además, cuando quisieron involucrarlo expresó: Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Él separó ambas corrientes para darnos el ejemplo a las siguientes generaciones nos comentó el Pastor Carlos Berges de la Iglesia de Cristo Visión de Fe.

Según el Pastor Berges aunque la Iglesia tiene credibilidad ante la opinión pública, el pastor no debe inclinarse a un partido en especial ya que en su congregación tendrá diferentes escuelas de pensamiento al respecto. Lo ético es que el líder permanezca sin inclinación alguna, por lo menos en su papel de líder, aunque en lo personal tenga su propia opinión política. “El pastor nunca debe influenciar a sus feligreses a un determinado partido porque estaría inclinando la balanza a favor de su propia opinión. Y eso va contra la ética pastoral de mantenerse al margen por lo menos desde el púlpito que es un lugar que le pertenece solo a la Palabra de Dios” expresó.

Para el Pastor Carlos la Iglesia carece de un portavoz ante los políticos y los medios para hacer valer su opinión. Tristemente tanto los periodistas como los políticos buscan la opinión de pastores mediáticos para pedir su opinión sobre algún tema, pero ellos no siempre son los portavoces de la Iglesia como tal, comentó.

“Cuando la Iglesia Evangélica esté plenamente representada por un grupo colegiado, sin intereses personales, sin inclinaciones egoístas, sin deseos de protagonismo evangélico, sin personas que busquen sus propios beneficios o que sean una pequeña elite, entonces la Iglesia  podrá expresarse ante las propuestas políticas”  ultimó el Pastor Berges.

48391012_2380623338675582_8527619353883967488_n


No hay comentarios

Dejar respuesta