Ellos son como Tú: la estrategia latina para ir hacia los menos alcanzados

0
65

Por:

Tirza Martínez                                                                                                            Redacción de OM El Salvador

Operación Movilización Internacional,  muy seguro de seguir cumpliendo su misión  “Ver comunidades apasionadas de seguidores de Jesús entre los menos alcanzados”, decidió dar un salto de renovación a la forma en que  se está movilizando a la iglesia para llevar el mensaje de salvación a los países donde el nombre de Jesús no ha sido proclamado aún.

En Latinoamérica ese salto de renovación se ha consolidado en la visión denominada “Ellos son como Tú”,  la cual consiste en explorar las similitudes que existen entre las culturas del Norte de África, o bien el Sudeste Asiático y la cultura en América Latina,  lo próximos que pueden llegar a ser a pesar de la distancia geográfica.

Meta: Enviar 2000 latinos a trabajar entre los menos alcanzados para el 2028.

¿Quiénes son los Menos Alcanzados?

En primer lugar se entenderá que un grupo de personas, un país o región forma parte de la categoría de menos alcanzado, cuando:

1. Un grupo de personas o comunidad en donde no ha habido proclamación del evangelio.

2. Un área en donde ha habido proclamación del evangelio pero en donde no existe una comunidad de seguidores de Jesús centrada en y que proclama el evangelio.

3. Un área en donde hay una comunidad de seguidores de Jesús que viven y proclaman el evangelio, pero debido a la distancia geográfica, las barreras culturales u obstáculos lingüísticos el acceso a ella ésta significativamente limitado para la vasta mayoría de esa comunidad o grupo de personas.

Operación Movilización en Latinoamérica, conocido como OM LAM, está conformado por trece países, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

OM LAM está consciente de la riqueza que hay en la comunidad latina ya que la mayoría es conocedora del evangelio. Al revisar algunas estadísticas es posible determinar que  hay 123,500,000 cristianos evangélicos en Latinoamérica, frente a una población total de 650,000,000 de habitantes, es decir que el 20% de la población total es cristiana evangélica.* Esto significa que si cada cristiano evangelizara cuatro personas se podría alcanzar a toda Latinoamérica. Por lo tanto Latinoamérica no se considera una región menos alcanzada.

“Los latinos son ideales para establecer comunidades apasionadas de seguidores de Jesús entre los menos alcanzados, pues comparten muchas de las características culturales y étnicas, tienen menos obstáculos políticos y están generalmente cómodos con estándares de vida similares”

¿Cuál es la realidad del mundo?

Mientras tanto en el resto del mundo existen 3,000,000,000 de personas que nunca han escuchado del evangelio y la buena noticia de Jesús para sus vidas, a este número se agregan unas 57,000 a diario.** Es evidente que la necesidad en otras latitudes apremia y la urgencia de más obreros en inminente.

Ante esta realidad OM LAM ha designado cinco áreas estratégicas de envío, Los Balcanes, Asia del Este y el Pacífico, Asia Central y Oeste, Norte de África y Medio Oriente y la Península Arábica. En total son trece países los adoptados por los trece países que conforman OM LAM.

Trasladarse a otro país, aprender una nueva cultura, idioma, comida y servir en el ministerio a tiempo completo puede parecer bastante desalentador a veces. Sin embargo, hay historias como la de Tim,  vietnamita; John, canadiense y un brasileño que dejan ver una realidad optimista.

“¡Dios te mandó aquí por una razón!” Le dijo el hombre brasileño a John* su amigo canadiense. Ellos estaban juntos en una villa remota de Vietnam, mientras un anciano residente emocionadamente pedía que les mostraran el jardín de niños que la embajada canadiense había ayudado a convertir desde una escuela de una habitación a una mejor instalación. Ambos extranjeros trabajaban para una academia de fútbol cristiana  en Hanói y habían sido invitados a conocer la villa de origen de uno de sus entrenadores asistentes, Tim*, en la provincia restringida de Yen Bai. Tim y su comunidad son parte de los Tay, un grupo étnico en Vietnam entre los cuales casi no hay cristianos que se conozca.

Tim, quien vino a la capital a buscar trabajo, ha estado trabajando en una academia de fútbol que OM, con otras organizaciones asociadas, está usando como herramienta para alcanzar a gente joven con el evangelio. Aparte del trabajo en la academia, entrenadores internacionales se reúnen con un número de entre 10 a 30 hombres jóvenes, con un rango de edad de entre 16 a 35 años, dos veces a la semana y los guían en un tiempo de oración, aprenden nuevas habilidades futbolísticas, juegos competitivos, y un tiempo informal para compartir. Mientras trabajaba como un limpiador de autos, Tim conoció a uno de los entrenadores brasileños de fútbol, quién se dio cuenta de que Tim era Tay, el grupo étnico que el ministerio esperaba alcanzar. Tim aceptó la invitación para unirse al entrenamiento de fútbol y luego para asistir a la iglesia. Cuando aceptó a Cristo como su Salvador, la vida de Tim dio un giro de 180 grados, desde una vida de adicción al alcohol y cigarros hacia una completamente comprometida con Jesús. A través de la transformación de Tim, su esposa también se convirtió en una creyente tres meses después, y el entrenador de fútbol lo animó a trabajar con ellos como entrenador para discipular a otros: específicamente, ver a la gente de su propia villa transformados por Dios. Cuando los ancianos de la villa de Tim oyeron sobre la academia brasileña de fútbol en la que estaba trabajando, invitaron a los entrenadores extranjeros a que impartieran algún entrenamiento para su grupo policial de fútbol. Y cuando los ancianos descubrieron que John era canadiense, su entusiasmo creció. Orgullosamente le mostraron la escuela y después les pidieron a los entrenadores si podrían ayudar a construir una instalación deportiva para la comunidad. En villas rurales como esta, las drogas y el alcohol lideran las causas de muerte entre la gente joven. Con poco para hacer en términos de entretenimiento, un alto porcentaje de jóvenes toman malas decisiones, a veces empezando a tomar a la edad de 10 años y a menudo estando borrachos para la hora de almuerzo, los líderes de la villa decidieron que una instalación deportiva ayudaría a comprometer a este grupo de una manera positiva. “Muchos de los niños pierden sus dientes a los 10 años”, compartió John, “debido a una pobre nutrición, alto consumo de caña de azúcar y hábitos tempranos de consumo de alcohol.” OM está ahora en conversaciones con los líderes de estas villas Tay para construir un campo de fútbol e instalaciones que puedan resistir las lluvias torrenciales que son comunes en esa área. El proyecto “simplemente aterrizó en nuestros regazos. No hemos hecho mucho, pero esto fue realmente una puerta abierta que solo paso debido a relaciones enviadas por Dios” John explicó. Las oportunidades de ministerio en ésta área remota, entre gente que no tiene una iglesia, son infinitas. “La instalación deportiva será una puerta abierta para instaurar programas de inglés, programas comunitarios de salud, ¡y mucho más!” explicó John. “Pero estamos buscando a una familia cristiana para ayudar; alguien que pueda mudarse a esta villa y facilitar las futuras oportunidades de ministerio.”

Esta historia ilustra una de las muchas formas en que los latinos pueden conectar con otras culturas, ser la ventana a través de la cual reciban la luz del evangelio.

 Conozca más sobre las regiones estratégicas de envío, los trece países adoptados por OM LAM y los países adoptados por OM El Salvador, en el próximo artículo sobre la visión “Ellos son como Tú”.

*Datos obtenidos de Joshua Project

** Ídem

No hay comentarios

Dejar respuesta