¡S.O.S. un reto para los padres de familia!

0
493

Los padres de familia de hoy en día estamos viviendo una época muy diferente en la que nosotros fuimos niños y adolescentes. Esta es la época digital, de un gran avance tecnológico y de gran deterioro espiritual, emocional, físico y familiar. Nuestros hijos y nosotros mismos estamos atrapados cada vez más en las redes sociales, información digital, videos, etc. La tecnología tiene muchos beneficios, pero también esta trayendo grandes tragedias a la familia, quiero centrarme en esta ocasión en los retos cibernéticos (la siguiente información fue extraída de www.vidasegura.com):

Ballena azul (Blue Whale): Desafío ruso que incita a niños y jóvenes al suicidio. Consiste en realizar 50 pruebas, una cada día. Algunas les obligan a despertarse de madrugada a ver películas de terror, otra a cortarse el brazo con un cuchillo filoso. La última prueba consiste en tirarse desde un edificio muy alto de más de 5 plantas.

MOMO: Reto viral japonés de lo más terrorífico surgió cuando un usuario de facebook puso en su perfil un número de teléfono junto a una imagen perturbadora de una mujer con los ojos salidos y patas de gallina en vez de brazos. El reto consiste en agregar el número de teléfono al whatsapp e intentar conversar con este ente que se supone es MOMO. Se comenta que nadie sabe quien está detrás del supuesto número, lo cierto es que el riesgo es real, ya que al agregar a la persona que se esconde detrás de la imagen, éste puede buscar información a través de Google de la persona que agrega a MOMO mediante su número de teléfono y obtener información relacionada con las redes sociales de la víctima. Podría robar datos, extorsionar a la víctima o incluso hacerle algún daño físico.

El juego de la asfixia: Peligroso reto viral que pone en riesgo la vida de quienes lo practican. Lleva algunos años y se ha vuelto a poner de moda entre los adolescentes. Consiste en restringir el paso de oxígeno al cerebro hasta lograr que el individuo se desvanezca, caiga al suelo, convulsione y quede en total estado de confusión. Las consecuencias de este reto puede llegar a ser fatal.

El ahorcado: Otro desafío viral que se ha vuelto a poner de moda, ahora con el agregado de que un comic de lo más angelical incita a niños y adolescentes a hacer el nudo de la cuerda para ahorcarse en su propia casa. Ya hay víctimas fatales en varios países.

Los anteriores desafíos descritos están poniendo en riesgo la salud mental y la vida de nuestros niños y jóvenes, ya estoy recibiendo en mi clínica pacientes impactados por estos retos cibernéticos.

¡S.O.S. un reto para los padres de familia!

Padre y madre de familia, es una realidad que nuestra familia participe en la tecnología, es deber nuestro, aprender y enseñar a nuestros hijos el equilibrio y buen uso de la misma; como nos dice la palabra en 1 Pedro 5:8

“Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”.

  1. “Sobrio” implica estar alerta mentalmente y auto-control: significa que nosotros, padres y madres, debemos de mantenernos informados y actualizados sobre el avance tecnológico. Tener dominio propio para el buen uso de la tecnología y orientar a nuestros hijos a través del ejemplo y la dirección.
  • “Vigilante” implica atento, despierto y alerta: mantener diariamente  los lazos de amor y comunicación familiar, involucrarnos como padres en la vida de nuestros hijos, conversar sobre como estuvo su día, conocer a sus amigos, estar atento a cualquier cambio de actitud, hábitos de nuestros hijos.
  • “Anda alrededor” constante actividad de satanás: conversar constantemente con nuestros hijos sobre el uso correcto de la tecnología (contenido y tiempo) lo que no es bueno para nuestra mente y corazón (retos cibernéticos, pornografía, sexting, lenguaje cibernético, videos y películas de terror, videojuegos agresivos, etc.); estimular la libre expresión de  lo que piensan, quieren, sienten y de forma empática orientarlos a la palabra de Dios, “todo es licito, pero no todo es de provecho”.

Nuestro papel como padres es enseñar a nuestros hijos a través del ejemplo y de las palabras, a vivir una vida en amor, gozo y paz. Como padres debemos de estar en actualización continua de las cosas del mundo y basados hoy, mañana y siempre en la Palabra de Dios, guiados por el Espíritu Santo, sabremos orientar sabiamente a nuestros tesoros, los hijos. 

No hay comentarios

Dejar respuesta