Venezuela, ¿Hasta Cuándo?

1
161

¿Está bien que ante las diferentes ideas de los ciudadanos de una nación unos “pisoteen” a otros?

¿Qué deben hacer las naciones del mundo ante el dolor de otros? ¿Indiferencia, interferencia o mediación?

No hay un ser humano coherente que vea con buenos ojos lo que está sufriendo el pueblo de Venezuela, pues lo que inició como la “Revolución Bolivariana” ahora se ha convertido en la “Represión Bolivariana”.

Las ilusiones de un pueblo que estaban marcadas por las desigualdades, les hizo soñar con una sociedad más justa, más igualitaria y equitativa. ¿Qué pasó? Lo que le sucede a todo sistema de gobierno humano: “Está podrido por dentro”.

La Organización de las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, el Cono Sur y todas las naciones que tenemos relación con Venezuela, debemos aprender del espejo tan empañado que hoy por hoy se pinta en Venezuela, debemos apoyar ante las múltiples necesidades que el pueblo venezolano está experimentando y va a experimentar y finalmente, debemos denunciar nuestro rechazo por la represión, la violencia, el homicidio, el abuso, la corrupción. ¿Pero tenemos las naciones está solvencia moral?

Como salvadoreños no debemos dar la espalda al pueblo venezolano, sino estar anuentes a identificarnos, a apoyarles y solidarizarnos con ellos. ¿Cómo puede nuestro gobierno (actual y futuro) hacer gestiones para que haya diálogo sin tomar más partido que el pueblo venezolano?

Ya no es tiempo de contemplar solamente, es tiempo de actuar.

Mauricio Castellón

Presidente de la Alianza Evangélica de El Salvador.

1 Comentario

Dejar respuesta