Misión Evangélica Aposento Alto, celebró su septuagésimo aniversario

0
287

Por: Samuel Barrios

“SETENTA AÑOS, UNA GENERACION PROCLAMANDO UN EVANGELIO DE PODER”, fue el lema del aniversario del ministerio Misión Evangélica Aposento Alto que se celebró el pasado 20 de abril, en agradecimiento a los 70 años que Dios les ha permitido predicar la verdad a las almas perdidas, llevando palabra de salvación y milagro a diferentes rincones del país a través de las 99 filiales con las que el ministerio evangelístico cuenta y en Estados Unidos, con las cuatro filiales existentes en dicha nación.

“El evento tuvo como escenario nuestro anfiteatro el cual está en proceso de construcción, está ubicado sobre la carretera panamericana en kilómetro 55 en el municipio de Apastepeque en San Vicente, tuvimos una celebración al estilo pentecostés en donde hubo una presencia sobrenatural de nuestro Dios por su santo Espíritu, que nos marcó y dejó impreso en nuestro corazón y mente una huella profunda, que nos pueda alentar, animar para continuar en la tarea el tiempo que resta. Es una ocasión para recordar el pasado, de dónde venimos, honrar en cierta forma la memoria de los  que establecieron los cimientos, cavaron el pozo con sus manos y los que con sus pies recorrieron caminos o abrieron caminos donde no había”. Acotó el Pastor Otoniel Benavides presidente de la Misión Evangélica Aposento Alto.

A dicho evento se hicieron presentes invitados especiales como: Pastor y Lic. Noé Nehemías Marroquín predicador invitado, Lic. y Pastor Oscar Durán, invitado especial y representante de Universidad Global en El Salvador,  Hna. Anita Moran de Guatemala, invitada especial para ministrar la alabanza al Señor. Fue un momento de exaltación, ministración y milagros para el pueblo de Dios, donde se congrego un buen número de personas de las cuales también acudieron al llamado de Dios.

“Estamos cumpliendo 70 años, existimos desde el 19 de marzo de 1949, tenemos siete décadas cumplidas y seguiremos presentes en la historia evangélica de El Salvador hasta que el Señor nos llame a su presencia”. Concluyó el  Pastor Otoniel Benavides.

No hay comentarios

Dejar respuesta