“Filipenses 1:6” lo nuevo de Redimi2 junto a Almighty

0
802

Redimi2 en sus ultimas producciones ha optado por el genero trap, en esta ocasión decidió hacer este tema con un ex cantante polémico y famoso en el área secular de este género.

A inicios de este año se dio a conocer a nivel mundial la noticia que Alejandro Mosqueda Paz, conocido como Almighty había decidido dejar su estilo de vida por seguir a Cristo. Esta noticia tomó por sorpresa a todos, Alejandro era conocido por causar polémica ya que siempre estaba tirando a los demás artistas por igual en alguna ocasión se especula que también dijo algo sobre Redimi2.

Desde que Almighty recibió a Jesús en su corazón luego de experimentar la soledad, aun con fama, sexo y dinero no era feliz y se sentía vacío, asegura que Dios habló a su vida luego de unos días de leer la Biblia. Ha dejado saber a través de sus redes que ha estado escribiendo diferentes temas musicales cristianos, que nacieron luego de esta gran decisión, y en esta ocasión lo escuchamos con este tema junto a Redimi2, polémico en el área cristiana y en el género urbano.

Redimi2 a tocado temas como la homosexualidad, política y ha hablado sobre las letras de temas musicales de cantantes famosos del género trap y reguetón.

Este tema hace alusión al versículo Filipenses 1: 6 que dice:

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo”

Una conversación que se volvió canción, en la que Alejandro habla sobre su testimonio, del mundo de las drogas en el que se encontraba, y asegura que esto no es para tener fama, su conversión es genuina, Redimi2 anima a Alejandro a que siga adelante a pesar de las criticas siguiendo el blanco perfecto que es Jesús.

El video fue lanzado el 09 de mayo, al momento lleva más de 300 mil visitas en la plataforma de YouTube.

Otro tema diferente, pero con un gran mensaje, para todos aquellos que han decidido seguir a Cristo, pero se enfrentan a críticas, sabiendo que Dios seguirá perfeccionando la obra.

Compartir
Artículo anteriorEs usted, si, usted
Artículo siguienteSanando tù corazón

No hay comentarios

Dejar respuesta