No todo lo adverso es malo.

0
155

 

La Lógica humana de cara a las adversidades puede hacernos pensar que solo lo bueno proviene de Dios y lo malo del diablo, considero este tipo de filosofía errada frente al hecho de que cada día es un regalo de Dios, por tal motivo debería de ser importante para todos, buscar discernimiento en todo lo que nos acontece. Existen ocasiones en las cuales Dios permitirá que pasemos por adversidad con el fin de llevarnos a otro nivel de relación con él; Como cristianos consientes de la maravillosa realidad de que Dios cuida de nosotros y su fidelidad esta presente en todo tiempo, debemos de saber que dentro de ese cuido esta,  permitir circunstancias desfavorables de las cuales no entenderemos su porqué, pero si que están  bajo su total control, estas  pueden ser a causa de nuestra forma equivocada de edificar nuestra vida, el precio de Dios para cumplir su voluntad en nosotros, o la adversidad escogida por Dios para que su poder sea manifiesto y llenar nuestros labios de testimonio vivo.  Muchos, creyente piensan de sí mismos que son buenos hijos y fieles a su Dios hasta que Dios permite una circunstancia que les coloca de cara a su flaqueza de dominio propio, frente a tentaciones de placer como malas compañías, vicios, sexo ilícito etc. A la hora del pago de la consecuencia de su equivocada elección de estilo de vida, reflexionan que su relación con Dios esta poco nutrida es allí cuando esa adversidad sirve para renovar fuerzas y volver al camino de la nueva vida en Cristo. Cuando como creyentes no estamos dando un buen testimonio Dios permite la adversidad para recordarnos de donde nos sacó para que fuésemos luz a quienes viven sin rumbo ni dirección. Dios también permite que pasemos por adversidad para cumplir su voluntad en nosotros, Recuerdo una mañana en la cual le dije a Dios “quiero conocerte personalmente has tu voluntad en mí” Lo primero que conocí es que Dios tienen oídos y oye, lo que siguió fue una enfermedad por medio de la cual lo conocí como el sanador de mi cuerpo, escases económica para reconocer que él es mí proveedor, y conflictos en mi matrimonio para ver su fidelidad. Por difícil que fue cada una de las adversidades que pase, puedo decir que me sirvieron para conocer a Dios y ver su voluntad hecha en mi vida, lo que me motiva a seguir avanzando e ir por más. Ciertamente cuando conocemos que escrito esta: Dios no permitirá que seamos tentados más de lo que podemos resistir y dará juntamente con la prueba la salida (1 Corintios 10:13) entendemos que “no todo lo adverso es malo” sino lo contrario luego que somos probados salimos más fuertes en el conocimiento de la fidelidad y amor de Dios que  nadie a parte de él, es capaz de enseñar,  es a lo que la biblia llama “relación personal con Dios”

Ahora mismo puede ser que usted este pasando por algún tipo de circunstancia que considera desfavorable, como una enfermedad, situación económica apretada, infidelidad en su matrimonio, enemistad con sus hijos, entre otras.  Quiero animarle a que no vea lo malo, en esto, si no mas bien, la gran oportunidad que tienen de permitirle a Dios cambiar su mente y corazón, piense que Dios está usando ese tiempo de adversidad para hacerle pasar a otro nivel en su relación con él.

No lo olvide “no toda adversidad es mala”

¡SHALOM!

No hay comentarios

Dejar respuesta