¿Cumple Dios todas sus promesas?

0
664

POR JULY DE SOSA

¿ Lo ha decepcionado Dios alguna vez ? Seré más explícita ¿Ha sentido alguna vez que Dios no cumplió su palabra?

A menudo me preguntan ¿A visto usted una promesa de Dios cumplirse en su vida ? porque yo no he visto su promesa cumplirse en mí. Esta pregunta me hace recapacitar en la brecha entre lo que creemos que Dios dijo que haría y en lo que vemos que sucede. Sin embargo esta brecha habla más de nuestra falta de comprensión que de la fidelidad de Dios. Esto se debe a varios factores importantes: expectativas equivocadas, interpretaciones y aplicaciones erróneas, sentimientos engañosos, o apropiarnos de una promesa hecha a otra persona.

Estos entre otros factores son una luz para responder a otra interrogante ¿Que pasa cuando hemos cumplido nuestra parte de “Creer” pero no hemos visto ningún resultado? Existe una importante verdad que a menudo pasamos por alto o desconocemos, es el hecho que cada promesa trae con ella una “condición” al igual que cada producto nuevo trae una etiqueta de garantía bajo condiciones, como esta: “Este producto está garantizado contra defectos de fabricación por 5 años a partir de la fecha de adquisición, la garantía excluye los daños causados por no seguir las instrucciones”.

Las promesas de Dios tienen claramente establecidas las condiciones. Aunque algunas de sus promesas tienen garantía incondicional como: Él promete cumplir su parte del trato independientemente de lo que nosotros hagamos, recibir su perdón y un lugar a su lado en la eternidad por el hecho de reconocer que somos pecadores y rendir nuestra vida a Jesús, para estas y otras más, no existen condiciones. Basta con “Creer”.

Regresando a las promesas que tienen condiciones permita me recordar le algunas de ellas; En el huerto del Edén Dios prometió a Adán y Eva que disfrutarían de su vida en el huerto, sí obedecían sus reglas, pero conocerían muerte sí desobedecian (Génesis 2:16-17) El pacto que Dios hizo con Moisés y el pueblo de Israel en el monte Sinaí contenía condiciones; antes de dar los diez mandamientos Dios dijo a Israel que si guardaba el acuerdo del pacto con Él y lo obedecían totalmente, ÉL los cuidaría (Éxodo 19:3-6) luego citó una lista de faltas que tendrían como resultado castigo (Éxodo 20:4-6) y (Éxodo 23:20-33) En toda la palabra escrita de Dios ( Biblia) encontramos ejemplos de promesas condicionales.

Otro punto que vale la pena entender antes de decir Dios “no cumple sus promesas” es el hecho de reconocer a quien se la hizo. El autor del Salmo 145:9-20. Reconoce que aunque algunas de las promesas de Dios se aplican a todas las personas, otras corresponden solamente a un grupo específico.
Entre las promesas que aplican a todo el mundo en su palabra escrita encontramos:La tierra nunca más será destruida con agua. Génesis 9:11.La continuación de los ciclos de la naturaleza mientras exista la tierra. Génesis 8:22. Un dia de juicio para los creyentes; 2 Corintios 5:10, y para los incrédulos Apocalipsis 20: 11-15. Salvación para los creyentes y condenación para los no creyentes en Jesús Juan 3:16-18, La certeza de que el carácter de Dios no cambiará. 1 Samuel 15:29, Malaquías 3:6, y Santiago 1:17; promesa de que todo lo que Jesús dijo se cumplirá en su tiempo. Mateo 5:18.

Al leer la palabra de Dios (Biblia) encontramos promesas específicas para los creyentes, para los héroes descritos en ella, para el pueblo de Israel. Entre otras. Lo que debemos tener siempre presente es que Dios cumplirá sus promesas bajo sus condiciones, a la persona a quien se la hizo, mediante sus métodos y su tiempo.
Dios nunca anuncia más de lo que da, su propósito no es engañarnos, El desea que tengamos el gozo de una estrecha relación con Él ahora y en el cielo después. Por esto es urgente que creamos y tomemos las palabras de Jesús “El que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha paso de muerte a vida ( Juan 5:24) ¿Le suena esta promesa demasiado buena para ser verdad?
Permita me asegurarle que Dios ha demostrado que se puede confiar en Él y en su hijo quien pago con su sangre el precio de nuestra maldad.
Dios siempre cumple lo que promete, busque conocerlo más y Él mismo se lo demostrará.

No hay comentarios

Dejar respuesta