Pastora Rosa Hilda Ángel Premio Sol de Justicia 2019

0
1276

En el marco de su 38 aniversario la Universidad Evangélica de El Salvador (UEES) otorgó el PREMIO SOL DE JUSTICIA, a la pastora Rosa Hilda Angel por su valioso aporte al compartir el evangelio de Jesucristo.

Según el Licenciado Carlos Vigil, presidente del Directorio Ejecutivo UEES “Hay dos propósitos fundamentales, como institución educativa queremos estar cerca de las iglesias en este país que desarrollan el trabajo de expandir el evangelio del Señor Jesucristo, queremos reconocer a esas personas que hacen ese trabajo tan valioso, no logramos reconocer a tantas y tantas personas que hacen esa labor, pero una vez al año a una o dos personas podemos hacerlo, queremos ser un brazo extendido a la iglesia con el trabajo que realizamos en la universidad, al acercar la iglesia con la universidad nosotros podemos alcanzar el propósito de compartir el evangelio con nuestros alumnos” explicó.

La pastora Rosa Hilda es originaria de Quezaltepeque, La Libertad. Recibió al Señor Jesucristo a los 12 años en la iglesia Derbe, preparándose para servir en la escuela dominical y luego con los jóvenes en la misma iglesia. Desde entonces también se ha desempeñado como: Directora e instructora en campamentos cristianos; capacitadora de docentes de educación cristiana y teológica, facilitadora en seminarios, talleres, cátedras en universidades e instituciones cristianas con una amplia formación en estudios bíblicos. Ha servido en distintos ministerios donde ha proclamado la palabra de Dios. Actualmente se congrega en la Iglesia Amigos de Dios de las Asambleas de Dios en el Ministerio de Predicación y Enseñanza.

Parte del Directorio Ejecutivo de Universidad Evangélica de El Salvador y asistentes al acto

“La entrega de este galardón obedece al deseo de encontrar en la iglesia cristiana evangélica nacional, referentes que puedan inspirar a otras personas, a través de una serie de evaluaciones se pudo determinar que la hermana Rosa Hilda era la indicada para obtener el galardón este año, para nosotros es un ejemplo a seguir para que otros continúen fortaleciéndose en el Señor para poder desarrollar el ministerio que Dios les ha entregado, es un símbolo así como el sol de justicia que es el Señor ilumina a todos con su luz, así también el levanta personas para que puedan influenciar a toda una generación” expresó el Capellán de la universidad Cesar Meléndez.   

“Recibo este premio con profunda gratitud y humildad de parte de mi Dios, en su inmenso amor y misericordia me escogió para darme el hermoso privilegio de poderle servir desde la edad de 12 años. Le he prometido que continuare sirviendo hasta que el venga por mí, la fortaleza de mi vida ha sido el Espíritu Santo. Mi abuela y mi madre fueron pioneras del evangelio en los años 1917 en una época que era difícil compartir el evangelio, con lágrimas llevaron esa semilla, pero ahora hay muchísimos hermanos e iglesias que alaban a Dios en ese lugar (Volcan de San Salvador), gracias a mi madrecita por ese valioso ejemplo que me dio” acotó la pastora Rosa Hilda Ángel

Este galardón fue instituido por el Directorio Ejecutivo el 23 de febrero del año 2000 y desde el 2004 se ha venido entregando año con año. El Superintendente de las Asambleas de Dios fue el encargado de predicar el mensaje en la ceremonia de entrega del galardón Rev. Jeremías Bolaños, a la vez que en la historia ha sido uno de los que han recibido este prestigioso premio: “Yo he sido parte de los galardonados, me siento muy contento, es un galardón inmerecido, es una manera de reconocer los méritos y la calidad de trabajo que cada quien realiza, en el ámbito del ministerio que Dios les ha encomendado, es bueno que exista una universidad como esta (Universidad Evangélica de El Salvador) que se acuerda de las personas que trabajamos, que hemos sudado la gota, ha sido un acto maravilloso el reconocer a la hermana Rosa Hilda” concluyó el pastor Bolaños.

La universidad cerró su semana de aniversario con un culto de acción de gracias en el cual participan todos los que conforman la gran familia de la Universidad Evangélica de El Salvador, agradeciendo así estos 38 años de existencia, la universidad fue fundada en 1981 por un grupo de cristianos evangélicos, profesionales, miembros de las distintas iglesias y denominaciones evangélicas, quienes guiados por una visión Cristocéntrica se propusieron contribuir desde el área de educación superior al desarrollo económico, social y cultural del país.  

“Más a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación y saldréis y saltareis como becerros de la manada.” Malaquías 4:2

Capellán Cesar Meléndez en el cierre de la premiación

No hay comentarios

Dejar respuesta