Dios está allí

0
58

POR JULY DE SOSA

La existencia de Dios es tema de debate universal, muchos son los que invierten su tiempo en negar su existencia y otros en afirmarla, y la minoría prefieren guardar su opinión al respecto.

Para los cristianos la existencia de Dios es tan real como la vida misma. Aunque en ocasiones nuestra humanidad logra nublar esa realidad en nuestro razonamiento, frente a circunstancias que consideramos desfavorables, por la angustia, dolor, frustración, o enojo, que provocan, momentos en los cuales solo el conocimiento adquirido de la deidad de Dios aplicado a nuestro pensamiento permite, que nuestra confianza y dependencia en él, supere nuestros sentimientos, sobrepasando todo entendimiento. Referente a esto el apóstol Pablo escribió en Romanos 8:35 ¿Quién nos separara del amor de Dios? Tribulación, angustia, peligro, hambre o desnudez. El listado de circunstancias citadas por Pablo, forman parte de las vivencias que en algún tiempo de nuestra existencia tendremos que vivir y superar. Sera precisamente en esos tiempos cuando la relación que tengamos con aquel que formo nuestros cuerpos y soplo vida en ellos, determinara nuestro estado emocional. De igual forma como le sucedió al rey David, luego de que su hijo murió, a pesar de que él clamo a Dios para que eso no sucediera, cuando Dios cumplió su voluntad en la vida del niño, David mudo su aspecto se levantó del suelo, lavo su rostro y comió, aceptando así la voluntad de Dios y descansando en el hecho de que si Dios lo decidió era lo mejor para él. (2Samuel12:) y Job, quien luego de perder todo cuanto tenía declaró “Jehová dio Jehová quito, sea el nombre de Jehová bendito. (Job 1) 

Ciertamente cuando en medio de nuestras dificultades, temores, o dudas. Podemos ver que Dios está allí, todo tomasentido en él, y cambia nuestra visión panorámica de la realidad; sin importar lo dolorosa que sea o lo injusta que nos parezca, Dios siempre esta con nosotros y sus misericordias nos alcanzan cada mañana. Aunque en ocasiones pareciera que nuestros temores o pánico, superan esta maravillosa verdad; no es así. Recordemos que en el principio Dios se movía en el huerto del Edén, luego su presencia descanso en el arca del pacto, mas ahora su Espíritu mora en cada uno de los creyentes en su hijo Jesucristo; hecho que nos mantiene en sintonía con él, en todo tiempo y lugar. Ya no debemos buscar a Dios en templos, peregrinaciones, o sacrificios. Dios esta en nosotros y con nosotros. Él siempre esta allí, para hablarnos, redargüirnos, cuidarnos, acompañarnos, librarnos de todo engaño, y peligro; y aun de nuestros propios temores y dudas. Basta con buscar en nuestro interior para comprobar una vez más que él sigue allí, que estará allí hasta el fin de los tiempos. Comprender y creer esto, da vida al verso que cita “si Dios está con nosotros” ¿Quién contra nosotros?

A esta hora quiero animar a quienes se encuentra en tiempo de angustia, peligro de muerte, hambre, desnudez, enfermedad, divorcio, soledad, etc. A que use ese tiempo para conocer más a su señor, esperando con fe y confianza la puerta de bendición que él abrirá para usted; deposite en él toda carga y revistase de poder buscando tiempos de renuevo con él, aproveche al máximo que no tiene que viajar a ningún lugar para encontrarlo y llenarse de su presencia, él esta allí en su interior en todo tiempo. Usted no esta solo, élesta con su espíritu y lo único que tiene que hacer para comprobarlo es abrir su corazón y hablarle a su alma, para que recupere el aliento y valor, diciendo ¿porque te abates oh alma mía, y te turbas dentro de mi? espera en Dios porque aún he de alabarle, salvación mía, y Dios mío.

No hay comentarios

Dejar respuesta