Un fenómeno llamado intolerancia

0
293

La tolerancia en es una palabra con un amplio significado, según la Real Academia Española es la Acción y efecto de tolerar.  Se trata del respeto a las diferentes ideas que existen, creencias o prácticas de los demás aun y cuando son diferentes o contrarias a las propias.

A lo largo de la existencia humana se han registrado múltiples actos y crímenes en nombre de la intolerancia, el ser humano no nace intolerante o tolerante socialmente, es un comportamiento adquirido de acuerdo a las vivencias. La humanidad se encuentra fragmentada por diversos pensamientos, religiones, creencias, posición económica etc.

Uno de los principales problemas es que cada sector en la sociedad defiende a capa y espada sus ideales, sin importar el respeto y la opinión de los demás.

Desde hace unos años en El Salvador se han registrado varios asesinatos a causa de este fenómeno social, en el año 2016 un periódico de circulación nacional dio a conocer una nota, en la cual se realizó un recuento de 6 casos de asesinato por intolerancia: Un capitán de la Fuerza Aérea de El Salvador fue asesinado con arma de fuego por su vecino tras una discusión por un parqueo, una disputa por un asiento dentro de una ruta colectiva termino en muerte, un vigilante asesina a un taxista por no haber pagado $1 por parqueo, joven mata a su hermana por un par de zapatos, estos son solo algunos casos que se han registrado.

El sector evangélico no está exento de este fenómeno que aqueja a la sociedad no solo en El Salvador si no alrededor del mundo. En el año 2016 se dio a conocer el asesinato de un pastor al interior de una unidad de transporte colectivo, los testigos del ataque que viajaban en la unidad de transporte manifestaron que este se llevó a cabo por un pasajero que no soportó escuchar a Carlos Carrillo mientras exponía su mensaje evangelístico. Luego de cometer el delito el atacante huyó de la escena del crimen.

Entrevistamos al pastor Juan Carlos Hasbun de Iglesia Cristiana Kemuel para obtener su opinión acerca de esta problemática que atraviesa el país.

A su criterio ¿cuáles son las principales causas de la intolerancia?

La tolerancia es subjetiva a toda cultura, a todo momento y toda etnia. Jesús fue intolerante con los religiosos y legalistas, que anteponían la ley al ser humano, sin embargo, fue respetuoso, no tolerante del pecado, pero si respetuoso de la mujer adúltera y de otros casos similares, la conducta moral era altamente señalada por la ley.

La falta de la intolerancia en primer lugar es la ignorancia y en segundo lugar la falta de relación con Dios, muchas veces disfrazamos la falta de comunicación con Dios con una actitud legalista.

¿Cuál es el aporte que la iglesia evangélica puede generar para disminuir o erradicar está crisis de intolerancia?

La Iglesia Evangélica debe estar centrada en La Palabra, los valores y en los principios, cuando se predica sobre la palabra, los valores y los principios no somos nosotros si no que es el Espíritu Santo el que pone el querer y el hacer en las personas alrededor que están separadas de la voluntad o la línea que Dios a establecido en su palabra. La Iglesia Evangélica debería enfocarse en predicar, en ser siempre herramienta de palabra, revelación y amor.

¿Existe dentro de la iglesia casos de intolerancia? ¿Pastoralmente cómo se deben manejar?

Casos de intolerancia dentro de una iglesia están sujetos a los dogmas de cada denominación o cada congregación y hay que aprender a ser respetuosos con la opinión que cada quien tiene sobre ciertos temas, sin embargo yo creo siempre vuelva al amor, muchas veces la exhortación y esto no debe verse como intolerancia simplemente la palabra nos enseña a exhortar siempre que sea necesario, a dar palabra, a redargüir, sin embrago cuando ya hay un tinte personal, un tinte de conflicto, creo que un corazón herido siempre va a ser intolerante a quien le hirió por eso el Espíritu Santo es el perfecto sanador a los corazones.

También conversamos con el criminólogo y experto en seguridad Lic. José Ricardo Sosa sobre la intolerancia:

¿Desde el punto de vista criminológico cómo está tipificada la intolerancia?

Se define como una falta de habilidad y voluntad de tolerar algo que trae como consecuencia una discriminación que puede llevar a la persona hasta cometer una conducta agresiva verbal, física; una persona intolerante pretende imponer sus pensamientos, costumbres, forma de ver la vida en varios enfoques; la manifestación más evidente es no soportar las opiniones diferentes a las de él o ella, existe una falta de respeto porque otra persona piensa diferente en áreas como la política, cultura, sexualidad, religión, raza entre otros. Se puede considerar un anti valor.

¿De casos conocidos cual es el abordaje que se puede dar para apoyar a disminuir esta problemática?

Una persona intolerante privilegia la violencia verbal o física como método de resolver cualquier diferencia con otra persona, por lo que estas personas lo primero que deben hacer es reconocer que tienen un problema que les genera inconvenientes en sus realidades diarias, afectan su entorno y poco a poco su familia, amigos, compañeros los dejan solos, queda aislado por su misma actitud.

¿Qué consejos daría a las personas para evitar envolverse en la intolerancia y como apoyar a otros?

Deben buscar ayuda de un consejero espiritual o profesional de la psicología, además existen terapias grupales con excelentes resultados para que pueden comprender que hay otras personas que han buscado asistencia. La labor de una persona que conoce a alguien que presenta intolerancia es poder con mucho amor y sabiduría sugerirle que busque ayuda, y de ser posible recomendarle a un consejero espiritual o profesional, así como grupos de terapia. Otra sugerencia es poder regalar literatura o audios que puedan sensibilizar a la persona. Se debe trabajar en las Iglesias en promover una cultura de paz y respeto, practicando el amor fraterno e impulsando campañas que promuevan la práctica de valores y principios, ya que los mismos no se han perdido, los hemos dejado de practicar. La intolerancia en El Salvador llega hasta el punto de asesinatos por disputas de parqueos o peleas en el tráfico, semáforos, restaurantes o parqueos al interior de sendas y calles. Concluyó el Lic. Sosa.

Es deber de la sociedad en general procurar practicar y vivir una cultura de paz, como profesantes de la fe, existe un llamado latente ha ser embajadores de paz, comenzando desde casa para luego afectar al vecino, la colonia, ciudad y al mundo entero.

“Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios” San Mateo 5:9 LBLA.

Compartir
Artículo anteriorEl occidente infiel
Artículo siguiente¿Adorador completo?

No hay comentarios

Dejar respuesta