¿Estás para mi?

0
237

En los últimos 15 años, se ha desarrollado una ciencia completamente nueva del amor romántico y el vínculo emocional entre las parejas. Esta ciencia esta basada en la teoría del apego de John Bowlby, cuyo principio más importante declara que un recién nacido necesita desarrollar una relación con al menos un cuidador principal, generalmente con la madre, para que su desarrollo social y emocional se produzca con normalidad. En el amor de pareja, ambos necesitan sentirse conectados.

Para que el amor de pareja sea sólido y perecedero, Dios debe de ser el centro de los conyugues, de esta forma se cumplirá su mandato “fructificad y multiplicaos” en “una sola carne”, así mismo nuestra especie se perpetuara en la tierra.

Jesús, nos dio un nuevo mandamiento: “Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros”, Juan 13:34

Amor significa “dar”, conexión entre el que da y el que recibe. No hay mayor entrega que la de un esposo y una esposa. Cada uno le da al otro. Cuanto más se dan, mayor será la conexión. La conexión emocional se codifica como una señal de seguridad en nuestro cerebro. La desconexión emocional se codifica como peligro.

Las parejas necesitan establecer un vínculo seguro de amor, aceptación, solidaridad, apoyo, incondicionalidad, (como el amor incondicional de un padre o madre hacia su hijo); este vínculo seguro se traduce en “hogar, refugio, consuelo, seguridad, apoyo”, donde cada uno de forma independiente podrá salir al mundo, sabiendo que hay alguien esperando por él/ella. Estar conectados con nuestra pareja nos hace más fuertes, más resilientes. La seguridad de sentirse amado es potenciadora.

En cambio, la desconexión emocional en la pareja genera conflictos, distancia, sufrimiento. Estas parejas viven altos niveles de estrés negativo, ansiedad, miedo, enojo, tristeza. Creen que el amor ha muerto y muchos toman la decisión de separarse o vivir vidas paralelas. Sin darse cuenta que el amor esta en el fondo de su corazón, más no han aprendido a conectarse, a sintonizar y responder a las necesidades del cónyuge. Ya que muy seguramente, hay una historia personal de dolor, de abandono, de miedo, de conflicto y al percibir que no son amados por su pareja, pueden tomar dos caminos: aislarse gritando en silencio “no te necesito”, “puedo vivir sin ti”; o te persigo y “te exijo” que me ames.

Cualquiera de las dos posturas (aislamiento – perseguidor), están necesitando conexión, ¿estás para mí?, ¿te importo?, ¿me escuchas?.

Recordemos que uno de los propósitos del enemigo, es la destrucción de la familia. Por tal motivo y muchos otros más, el 14 de septiembre estaremos dando la enseñanza de cómo fortalecer nuestro amor conyugal en la cena taller:

¿ESTÁS PARA MÍ?

Esta necesidad se traduce en:

  • ¿Te importo?
  • ¿Puedo alcanzarte?
  • ¿Estas disponible para mi?
  • ¿Estas emocionalmente accesible para mi?
  • ¿Puedo contar con tu respuesta cuando te necesite?
  • ¿Estas involucrado conmigo?
  • ¿Me pondrás atención?

¿Estas para mi?, es una necesidad escondida bajo las discusiones recurrentes de la pareja sobre problemas cotidianos, quehaceres, diferencias de personalidad, sexo, educación de los hijos, dinero, entre otros.

¡En esta velada romántica aprenderás a fortalecer tu conexión emocional con tu pareja!, no te la pierdas.

“Edifica una nueva vida en Cristo, permite que sane tu corazón y tendrás una vida en amor, gozo y paz”. Camarena.

Bendiciones,

No hay comentarios

Dejar respuesta