“La mamá perfecta”

0
441

POR JULY DE SOSA

Nadie puede negar que el rol de mamá es uno de los más importantes en la vida de las mujeres que han gozado de esta bendición. Pero tampoco podemos negar que por lo especial que es, trae con el una serie de responsabilidades a cumplir; que en mucho de los casos olvidamos, entre ellas están: cuidarnos desde el momento mismo que sabemos que hay vida en nuestro vientre , ya que esa vida depende exclusivamente de quien la lleva dentro después de la mano de Dios. Además de cuidar nuestra alimentación y en ocasiones renunciar a vicios como el alcohol o el tabaco, por el bienestar de nuestro hijo, es responsabilidad nuestra hablarles para enseñarles a comunicarse, y desde el momento mismo de su natalicio formarlos con valores modelados por nosotros. Tales como: “El respeto y el trato digno”. Es común escuchar a una mamá quejarse de sus hijos por el comportamiento equivocado de ellos. Pero es bien raro escuchar a una mamá pedir disculpas a su hijo por el maltrato y mal ejemplo ejercido con ellos de su parte. A menudo escucho a mamás decirles a sus hijos “Dios dice en su palabra que tienes que honrarme y respetarme” Pero parece que han olvidado que el respeto se gana con nuestros hechos. No podemos respetar a quien no admiramos, y no podemos admirar a quien nos maltrata. La palabra de Dios también dice: “Lo que sembramos cosechamos”.

Ciertamente es tan fina la línea que existe entre el respeto y la falta de el, que fácilmente podemos atravesar la sin darnos cuenta, y lo haremos repetidas veces ejerciendo ese rol, pero no debemos acomodarnos a hacerlo sino, luego de hacerlo verle a los ojos a nuestro hijo y pedirle disculpas por nuestro error, comprometiéndonos a esforzarnos por no repetirlo. Ese acto de humildad nuestra se convertirá en admiración para nuestros hijos.
Muchos padres se esconden tras el popular dicho que cita:” Nadie nos enseña a ser papás” esto es totalmente falso, porque Dios en el manual de vida (Biblia) si nos enseña a ser padres para que el fruto de nuestro vientre no se pierda y viva una vida de ¡victoria! en su palabra encontramos consejos para darle el trato que nuestros hijos merecen como herencia de Dios para nosotros. También nos invita a no encender o motivar su enojo.(Efesios 6:4)

El día de mañana 10 de mayo se conmemora el día de la madre y en nuestra amada patria de El Salvador se celebra con un asueto nacional. Sumándose a muchas más que alimentan el comercio del país.
Más la pregunta es ¿Quién entre todas será la mamá perfecta? Aquella que se gana con su ejemplo el amor y respeto de sus hijos y les enseña a pedir perdón tal y como ella lo hace cuando ofende o maltrata esa herencia tan Especial que Dios le ha dado.

Para todas esas mujeres que al igual que yo recibieron el regalo de ser mamá de uno o más hijos y a diario luchamos por ejercer con excelencia ese papel… Celebremos ese día agradeciendo a Dios tal privilegio. Y recordemos que ¡La mujer que teme a Dios esa será alabada!
¡Feliz día Mamitas!

No hay comentarios

Dejar respuesta