“Lo sencillo de amar”

0
556

Tuve oportunidad de escuchar unas conferencias en estos días en mi trabajo secular, y en las mismas me llamo mucho la atención que los coach hablaban mucho del amor, amor a uno mismo, al prójimo y a los demás y ser agradecido con Dios por todo lo que tenemos, fueron dos coach diferentes y ambos en la esencia de las conferencias se enfocaron en  lo mismo, en expresar esa sencilla pero tan difícil frase y liberadora a la vez  “te amo”.

Muchos no estamos acostumbrados a decirla,  a veces porque por diversas razones no la escuchamos en nuestros hogares, no se nos enseño o no aprendimos.

Por mi parte no recuerdo mucho en mi niñez haber escuchado en casa esa frase “te amo”, pero en mi corazón de niña sabía que mis padres me amaban, cuando tuve a mis hijos solo se que desde lo mas profundo de mi ser y con toda naturalidad salía esa hermosa frase tan liberadora de decirles a mis hijos “te amo”. Doy gracias a Dios por hacerlo porque ellos lo aprendieron y hoy de adultos ellos me lo dicen todos los días y eso alegra mucho mi alma.

Si comienzo a fijarme con toda honradez y honestidad conmigo misma, me pregunto si en realidad estoy trabajando en mi misma en liberarme de cualquier raíz de amargura que no me permita avanzar y poder expresar esa frase tan hermosa pero, a veces,  tan difícil de expresar.

No tengo tiempo para perder el tiempo es una forma de expresión de amor colocada en uno de los títulos de los 21 cafecitos de mi libro “ORDENANDO LOS JUGUETES TIRADOS”, tan sencillo porque cuando “DECIDI” trabajar en mi misma, comencé a liberarme de muchas raíces de amargura y hasta entonces comencé a sentir el verdadero valor de amar,

La sencillez de amar cada mañana y poder decirle a Dios a quien llamo “Papá”,  a través de mi primer cafecito “te amo”.

La sencillez de amar de ver a mi hermosa perrita blanca, raza labrador “candy” y corre por toda la casa de contenta de estar juntas un día mas.

La sencillez de amar en ver y escuchar a mi hijo mayor y decirle te amo.

La sencillez de amar de decirle a través de una llamada o un texto o vídeo llamada a mi hijo menor que esta en el extranjero te amo.

La sencillez de amar de recibir cada mañana lindos mensajes de diferentes personas de buenos días y un que “tenga una gran día”.

La sencillez de amar de dirigirme por la gracia de Dios a mi trabajo secular y dar lo mejor de mi con la ayuda de Papá.

La sencillez de amar de poder abrazar cada día a alguien que lo necesite, porque al final la mas necesitada de ese abrazo soy yo.

La sencillez de amar de poder decirle a mi mamá en vida cuanto la amo.

La sencillez de amar y poder ver todo lo que me rodea y saber que todo es por el  amor puro de Dios.

La sencillez de amar que me permite mi Ministerio “Mi Cafecito Con Jesús” de grabar cada programa de televisión para transmitir un mensaje de la misericordia de Dios.

La sencillez de amar de poder ir cada fin de semana y servir  a Papá yendo a los orfanatos, asilos, hospitales, a las calles y poder abrazar a quien no conozco y decirle que Dios le ama y yo también.

Y podría seguir diciéndote tantas cosas de la sencillez de amar en mi vida; pero, hago un alto y digo cuanto camino recorrido en medio de muchas espinas y pétalos de rosas para poder ahora expresar esa frase tan hermosa “te amo”.

Sabes que es lo mas maravilloso de todo esto, que ese camino recorrido ha valido la pena, porque hoy me siento tan libre en el amor de Cristo Jesús de poder expresarlo “sin miedo” y cada vez que lo hago me siento mas amada y liberada. Incluso aquellas personas que por alguna razón ya no han querido estar en mi vida, podría tenerlas enfrente y decirles “te amo”, sencillamente porque he entendido que ellas aun cuando hablen de Dios e incluso prediquen la palabra, todavía tienen déficit de amor, pero del amor genuino de Papá Dios, que se despierta en mi cada mañana cuando le agradezco a través de “mi primer cafecito con Jesús”, que nuevas son sus misericordias, entendido eso, ya no tengo cabida para otro sentimiento que no sea el amor.

Tan sencillo porque ya “No tengo tiempo para perder el tiempo” para pasar un día sin amar, y es la razón de mi vivir, amar aun para los que no me aman hoy quiero decirles que yo si los amo, tan sencillo porque en mi, Dios despertó una fe en Él y es ahí donde termina el egoísmo, que es la auténtica contraposición del amor; es, simplemente el momento culminante del amor, sencillo porque “Dios es amor”.

Recibes lo que das, por lo que hoy quiero invitarte a que “sin miedo” comiences a decir: ¡te amo!, primero a Papá Dios por sobre todas las cosas, a tu prójimo, pero en esencia hoy mi querido lector comienza a decirtelo y amarte a ti mismo. Solo de nosotros mismos depende la verdadera felicidad, y esa felicidad esta ahí adentro de ti, porque el amor de Dios esta en ti, solo dejalo salir y que fluya la sencillez de amar.  

El amor trae consigo alegría interior. Por lo que mi paz interior no es negociable con nada ni nadie.

Con mi suficiente amor!

1 Corintios 13:13 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

Licda. Claudia Guillén

Fundadora del Ministerio Internacional

“Mi Cafecito con Jesús”

Escritora del libro:

“Ordenando los juguetes tirados”

#CuandoDiosNosDaUnaPromesaSuPalabraEsNuestraGarantía”.

No hay comentarios

Dejar respuesta