No aceptes soluciones rápidas

0
443

POR JULY DE SOSA

¿ Cual es su fuente de consejos en momentos de tormenta?

Aunque muchos hemos pasado de ser criaturas de Dios a hijos de Dios y esto por creer y aceptar el sacrificio de Jesús en la cruz; hay días oscuros en los que parece no podemos seguir avanzando, para hacer lo que sabemos que tenemos que hacer.

Es sabido por todos los creyentes que el Espíritu de Dios mora en nosotros cuando rendimos nuestra vida a Jesús, pero es muy probable que algunos no sientan la diferencia que esa verdad produce en ellos. Les es suficiente con leer el nuevo testamento para pensar, que falta en ellos el poder que agitó a la primer iglesia. Tal pensamiento es equívoco, porque Dios es el mismo ayer hoy y por los siglos; y su poder no muta nunca, el mismo poder que levando a Jesús de entre los muertos es el que habita y vivifica el cuerpo de todo creyente en Jesús (Romanos 8:11) es por esta maravillosa realidad que no existe mejor fuente de consejo que el Espíritu de Dios que habita en nosotros.   Podría ser que estemos pasando por un problema emocional, físico, o espiritual, en el que no obtenemos “victoria” esto se debe a muchas razones entre ellas: no estamos pidiendo como conviene, estamos esperando más de lo que Dios ha prometido que haría, nos negamos aceptar el plan de Dios en nosotros, o en el peor de los casos queremos doblar el brazo de Dios con verinches y pataletas.

Hoy en día existen personas que aconsejan según su parecer acerca de como “vivir la vida” pero sus consejos carecen de dirección del Espíritu. Es apremiante tener sumo cuidado y discernimiento para no aceptar “soluciónes rápidas” que solo vendrán a ser más larga la agonía. Recordemos el caso de Abraham por prestar oído a la “idea” de su esposa Sara, de tomar a su sierva para que por medio de esa unión fueran padres.”olvidando la promesa de Dios para ellos ” por el hecho de que esa promesa estaba tardando mucho en llegar.”al parecer de Sara” Dios nunca se adelanta ni a traza, su tiempo es perfecto. Es a causa de esa toma de decisión rápida que Hasta este día vemos la guerra en el medio oriente.

Al igual que Sara ” ayuda idónea” de Abraham, mal aconsejo a su esposo pasando de ayuda idónea a error idóneo. Muchos en momentos de crisis préstamos oído a consejos equivocados que tienen cara de buenos pero que el final es malo.

Es por esta razón que debemos alimentar nuestra alma en todo tiempo con la palabra de Dios, cuando estamos alegres y cuando experimentamos tristeza. Para que cuando las presiones de la vida lleguen con todo su ímpetu. De lo aprendido de Dios tomemos consejo para obtener la ¡ victoria!

Recordemos que Jesús dijo: En este mundo tendréis aflicción pero confiad, Yo he vencido al mundo (Juan 16:33)

Está promesa sumada a otras son las que debemos conocer y recordar en momentos de crisis, y de allí tomar aire de esperanza. Conociendo también que de esa crisis que atravesamos salen cosas buenas como: Acercarnos a Dios, mejorar nuestra vida de oración, desechar orgullo, abonar a la paciencia, conocer mejor nuestras debilidades y fortalezas y forma nuestro carácter para crecer espiritualmente.

No tomes soluciónes rápidas. Busca el consejo de Dios y síguelo, pronto gritaras ¡Victoria!

Versículo de la semana Filipenses 4:11-13

¡Feliz y bendecida semana!

 

No hay comentarios

Dejar respuesta