¿La ideología de género no existe?

0
128

Ya es común escuchar o leer al lobby progresista que: “La ideología de género no existe”, en un artículo firmado por Paula Siverino publicado en ElFaro.net ella afirma –sin base alguna– que, “Es un invento de grupos conservadores para denostar algo tan elemental de los derechos humanos como es el enfoque de género”, Luego sigue  –sin la más mínima evidencia– que “es un invento de la mercadotecnia con consignas pomposas y huecas que nadie en su sano juicio sostendría abiertamente”. Pero, en verdad ¿existe la ideología de género?, ¿es un invento del mercadeo conservador?, ¿hay evidencias de su materialidad?, o al contrario y como lo dice la columnista, es únicamente un canto “pegadizo, fácil de digerir… que se dice trasnochado y después de varias copas”

Qué dicen los hechos:

Primero, para que algo exista ese algo debe [tener una realidad física o mental]. Una ideología –palabra que tanto le afecta a Siverino– es por definición, en su acepción moderna: Un conjunto de ideas y creencias que caracterizan a una colectividad y que son compatibles entre si. Una ideología, no es buena ni mala en si misma, no es falsa ni verdadera, son ideas. Ideas, que buscan transformar la visión de la realidad. Sartre decía: “la ideología es fruto de un pensador «creador», capaz de generar un modo de ver la realidad” Una ideología entonces, comienza a existir en tanto es una idea compartida por un colectivo que busca transformar la realidad, o deformarla como diría Marx. Tomando como campo de acción la sociedad.

¿Es entonces la IDG realidad o invento?

Una ideología no surge en el huerto de la casa como quizá piensa la opinante, las ideologías surgen en el campo mental, el de las ideas, la filosofía y el pensamiento, definición que encaja exactamente con la propuesta y praxis del feminismo hegemónico actual. (ver pie de pagina). Luego no hay duda que la llamada “perspectiva de género” es en verdad una ideología de género, la pregunta importante es  si esta ¿es perniciosa?, para esto, entonces, demos un breve recorrido por las ideas más representativas  –como sustancia– de los pensadores que dieron luz a la ideología de género. Así estas ideas comienzan a existir como [realidad mental], y poco a  poco llegarían a existir en la praxis

[realidad física]

. ”No se nace mujer, se llega  a serlo”

Simon de Beauvoir(2)

Ha sido fabricado al margen de nuestra voluntad, un mero constructo cultural. Notemos como la ideología de género se comienza a separar de lo natural del sexo biológico pretendiendo hacer real lo fantasioso.

”Lo personal es político” Kate Millet(3)

Si lo personal es político, como dice Millet y la relación entre padres e hijos es personal. Es la idea que abre la puerta para que el estado sea el que tutele estas relaciones vía coerción. Es el estado el que debe decirle a los padres que está bien y que está mal pensar. Para esto es necesario que la ideología de género se introduzca en la escuela.

”El sexo siempre fue género, la distinción entre sexo y género no existe como tal.” Judith Butler(4)

Si el sexo siempre fue género entonces la biología y lo natural no existe ni sirve para nada, esta idea sella una ideología que postula que solo somos una construcción cultural, tirando lo natural y científico al fregadero.

  ”La mujer no existe” Monique Wittig(5)

La frase completa es: “La mujer no existe porque existe la lesbiana y la lesbiana no es una mujer, el lesbianismo es una práctica política, que se opone al binarismo sexual con el que hemos sido adoctrinados”. Claramente inicia una lucha política contra el hombre, donde el lesbianismo no sería una simple atracción, sino una práctica política

[realidad física]

. La idea es de-construir a la mujer deshumanizando al varón, el cual es visto por esta ideología como el macho opresor, violador natural al que hay que destruir como figura del heteropatriarcado. Sobre esto, años atrás (1820-1895) Engels habría dicho:

“El hombre es en la familia el burgués y la mujer es el proletariado”(6)

La ideología de género, no nació en un árbol, no es fruto de marketing, y no se construyó en estudios de reguetoneros madrugadores, como afirma Siverino. Son ideas que en el tiempo hicieron existir una [realidad mental], y ahora el activismo progresista las lleva a existir en la práctica

[realidad física]

.

“La conquista del poder cultural es previa a la del poder político, y esto se logra mediante la acción concertada de los intelectuales… infiltrados en todos los medios de comunicación, expresión y universitarios” Antonio Gramsci

No es verdad que la ideología de género comenzó en un laboratorio conservador o religioso, lo cierto es que son las ideas filosóficas, académicas, artísticas, las que terminan moviendo los hilos de la sociedad, la cultura, las artes, el entretenimiento. Y estas ideas son las que terminan moviendo al político, que en su afán de ganar votos las convierte en leyes, usando luego el poder del estado para imponerlas. La estrategia de la ideología de género es la misma iniciada por la izquierda clásica décadas atrás y ahora retomada por la “New Left”, eso si, presentada con vestido nuevo, ataviada de derechos humanos, tolerancia, y amor, lenguaje inclusivo que usan también como parte de su activismo.(7)

Es la ideología de género la que mantiene un “acción concertada, infiltrada” y ahora muy bien financiada en los despachos de diputados, discursos de aspirantes a políticos, partidos políticos de la izquierda progresista y derecha veleta, estrados judiciales, ONU, UNESCO, CIDH, entre otras.

La ideología de género es la ventana de Overton que busca como gran sombrilla hacer lobby político materializando estas ideas [realidad física], por eso noten bien, como el tema de género nunca va separado de otros como: el aborto o quitar el derecho preferente de los padres para educar a sus hijos (ESI), la adopción permitida a parejas del mismo sexo, el otorgamiento de extra derechos al lobby LGBTIQ+, y hasta la pedofilia. La ideología de género si existe y propone desmedida y dictatorialmente la de-construcción de la sociedad y la familia buscando una re ingeniería social con fines políticos. El camino fueron las ideas, el siguiente paso es crear leyes en los congresos llamándoles derechos humanos a sus absurdos y retorcidos intereses.

“Hablemos claro.  La ideología de género si existe y es peligrosa”

No hay comentarios

Dejar respuesta