Kairós tiempo oportuno para ver milagros

0
319

Los griegos tenían dos palabras para referirse al tiempo “cronos y Kairós” la primera se refiere a un tiempo secuencial, y la segunda a un tiempo indeterminado donde las cosas especiales ocurren. En el lenguaje cristiano se usa este último, para referirse al tiempo de Dios y la biblia enfatiza la importancia que presta Dios a determinados momentos de la historia, lo que nos permite saber que el tiempo así considerado es más una oportunidad, eso precisamente entendemos por tiempo Kairós (momentos especiales cuando vemos el mover sobre natural de Dios a favor nuestro) La biblia asimismo en el libro de Génesis enseña que Dios creo las estrellas para ayudar a marcar un tiempo cronológico ya que estas, servirían de señales para las estaciones, para días y años; y dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche. Esto con el propósito de comprender los diferentes ciclos de la vida terrenal, con lo cual los humanos podemos medir milenios, años, meses, días, horas, minutos y segundos. El tiempo Kairós, a diferencia del tiempo cronos no, lo podemos medir ni mucho menos saber con exactitud cuando llegará, es un tiempo oportuno y especial; razón por la que los creyentes del mover sobre natural de Dios, al experimentarlo en nuestras vidas le llamamos el Kairós de Dios.  Conociendo esto, podemos decir que experimentamos un milagro, cuando el Kairós de Dios sucede en nuestro tiempo cronos, lo que ocasionaun tiempo nuevo, en el que nuestra fe se completa con la obra de Dios. La Biblia contiene muchos ejemplos del mover de Dios manifestado en los milagros realizados por Jesús, lo que podríamos comprender como el tiempo Kairós sucediendo en tiempo cronos; me permito mostrarle uno en particular con el que pretendo explicar mejor lo que sería el encaje de estos dos tiempos, este se encuentra en el evangelio de San Juan capítulo 5. La historia enseña que en Jerusalén hubo un estanque, conocido como el estanque de Betesda, este tenía cinco pórticos; en estos yacían enfermos ciegos, cojos y paralíticos. Que esperaban a un ángel que descendía de tiempo en tiempo al estanque y agitaba el agua, y el que primero descendía al estanque, después del movimiento del agua quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese. Mi osadía, me permite ver en el pasaje al tiempo Kairós sucediendo en tiempo cronos. Cuando el ángel descendía de tiempo en tiempo,muestra el tiempo cronos, el momento oportuno en el que Dios usaba a un ángel para agitar el agua marcaba el tiempo Kairós. Estos dos tiempos entrelazados daban como resultado el milagro de la sanidad al que descendiera primero al estanque. “El enfermo lleno de fe en tiempo cronos atravesaba al tiempo Kairós sumergiéndose en el agua y veía la obra de su fe manifestada en su milagro. ¿puede entender lo maravilloso de esto? pues bien, le muestro más de lo espectacular que resulta cuando el tiempo Kairós sucede en el tiempo cronos. En ese mismo estanque, había un hombre que además de estar enfermo, estaba desanimado, porque intentaba llegar primero y sumergirse en el agua, pero por su condición otro, siempre llegaba antes que él, perdiendo así, una tras otra, la oportunidad de ser sano. En el verso 6, vemos que Jesús al verlo acostado y conociendo que llevaba tiempo así, le pregunto ¿Quieres ser sano? Tal era la frustración de aquel hombre, que en vez de contestarle ¡sí! le conto su intento fallido, por llegar hasta el estante; por fortuna para él, era el hijo de Dios que tiene  dominio de los tiempos, quien le pregunto si quería ser sano, y luego de escuchar la queja del hombre, activo un tiempo especial diciéndole ”levántate toma tu lecho y anda” aquel hombre que en el tiempo cronológico  tenía treinta y ocho años de estar enfermo, en lo especial y oportuno del tiempo Kairósquedo sano.  ¡maravilloso! ¿Entiende ahora como se producen los milagros? No quisiera pasar por alto el hecho de que al igual que este enfermo de la historia, cualquiera de nosotros podría estar a pasos de entrar en el tiempo perfecto para recibir el milagro que esperamos, pero el desánimo y la duda, puede empañar nuestra visión y perder una y otra vez, la oportunidad de que el tiempo Kairós penetre nuestro tiempo cronológico.

En mi corazón de sierva de Dios deseo que lo anterior le sirva para recordar que el Dios de los cielos tiene el poder de los tiempos en sus manos, y  nunca llegará tarde a su vida, lo único que usted y yo debemos hacer, es confiar en él y aprovechar  el tiempo cronos de nuestra existencia, viviendo en libertad y gozo, conscientes de que él conoce todo de nosotros, y si en algún momento necesitamos un milagro, tenemos que estar pacientes esperando la respuesta de su tiempo perfecto, del mismo modo  que aquellos, esperaban el movimiento del agua en el estanque.

No hay comentarios

Dejar respuesta