Si Dios es contigo, quién contra ti

0
118

La recomendación que generalmente todos los pastores hacemos a los miembros de las congregaciones, es la de fortalecer nuestra relación con Dios, por medio de la oración, la lectura de la Palabra, congregarse constantemente, evitar el pecado y realizar las acciones que nos hacen ser agradables ante los ojos del Señor. Este tipo de vida cristiana, redunda en beneficios personales y también en sabiduría para enfrentarnos a las situaciones adversas que la vida nos suele presentar.
Caso contrario, nos debilitamos en todos los aspectos de nuestra vida, y aún llegamos a poner en tela de juicio a la persona del Señor y su Palabra.
En el capítulo 49, versículo 14 del libro del Profeta Isaías nos encontramos con que Sion, que podríamos considerarla sinónimo de Jerusalen, dice lo siguiente: “ME DEJO JEHOVA, Y EL SEÑOR SE OLVIDO DE MI.” A esta aseveración, Jehova respondio: ” AUNQUE LA MADRE SE OLVIDE DE SU HIJO YO NUNCA ME OLVIDARE DE TI “. “HE AQUI EN LAS PALMAS DE LAS MANOS TE TENGO ESCULPIDA; DELANTE DE MI ESTAN SIEMPRE TUS MUROS”.
Nos admira grandemente está respuesta de Dios, porque uno de los amores humanos más noble y grande, es el amor de una madre por sus hijos. Esto hace que una madre jamás entierre en el olvido y la indiferencia al fruto de sus entrañas. Pero Jehová dice que su amor por Israel es tan grande, que es más probable que aquello acontezca, a que El sé olvide de Sion.
Pero la segunda parte de su respuesta a Sion es aún más impactante, pues en ella Dios asegura que Jerusalén la tiene esculpida en las PALMAS DE SUS MANOS y que sus muros son vistos continuamente por sus ojos.
Esta hermosísima frase de Dios, nos hace pensar sobre el gran privilegio que para Jerusalén representaba tener a Jehová como su Dios. Pero al escudriñar las Sagradas Escrituras en el Nuevo Pacto, nos encontramos con esta expresión de nuestro Señor Jesucristo, en relación a nosotros: “MIS OVEJAS OYEN MI VOZ Y YO LAS CONOZCO, Y ME SIGUEN , Y YO LES DOY VIDA ETERNA; Y NO PERECERAN JAMAS, NI NADIE LAS ARREBATARA DE MI MANO”.
Estás poderosas pero tiernas palabras de Jehová en el Antiguo Pacto, y de Jesús en el Nuevo Pacto nos tienen que generar PAZ Y GOZO, pues tenemos un Dios que nos cuida de día y de noche, que nunca se aleja ni se olvida de nosotros, y que nos ama MUY POR ENCIMA DE CUALQUIER TIPO DE AMOR QUE PODAMOS CONOCER.
El siervo Job dijo en el capítulo 7 de su libro: ” QUE ES EL HOMBRE PARA QUE LO ENGRANDEZCAS, Y PARA QUE PONGAS SOBRE EL TU CORAZON, Y LO VISITES TODAS LAS MAÑANAS?” .
En el Nuevo Pacto Jesús dice : “NO TEMAIS, MANADA PEQUEÑA, POR QUE A VUESTRO PADRE LE HA PLACIDO DAROS EL REINO”.
Querido hermano (a): NO TEMAS, EN ESTE AÑO 2020 LANZATE A CONQUISTAR NUEVOS TERRITORIOS en lo espiritual y en lo material. ” DIOS TE AYUDARA SIEMPRE Y TE SUSTENTARA CON LA DIESTRA DE SU JUSTICIA”.
BENDICIONES.

Dr. Mauricio Navas Guzmán

No hay comentarios

Dejar respuesta