¿Dónde están los valores?

0
487

La sociedad Salvadoreña se encuentra encerrada en diferentes circunstancias que llevan a que las personas día con día pasen desapercibido lo que en realidad es la causa de todo esto, el quehacer diario nos atrapa a tal punto de ignorar cosas que tienen mucha importancia por muy irrelevantes que parezcan, y más aún, las consecuencias muy grandes que causan, pudiéndose evitar si tan solo se educara desde el hogar.

Estos principios permiten orientar nuestro comportamiento con el fin de lograr ser  una mejor persona, son los que hoy fallan al momento de actuar hacia los demás, cuando la Biblia menciona: “El que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado. “Santiago 4:17.

En la actualidad los valores se están perdiendo, tales como: El respeto, la tolerancia, la humildad, la honestidad entre otros. A tal punto de pasar por encima todas aquellas enseñanzas que fuimos teniendo en el trascurso de nuestras vidas, de hacer a un lado lo que nuestros padres tardaron tanto en forjar para que fuésemos personas de bien, sumado a esto el medio en el que nos desarrollamos a diario que no colabora con esta grave falta de ideales, publicidad que va en contra de principios y creencias, acciones injustificadas que en lugar de construir destruyen y así un combinado de comportamientos que nos alejan más de la reconstrucción de estos.

Los valores debemos conocerlos y ponerlos en práctica, es urgente que empecemos a tomarlos en cuenta y que se conviertan en una parte fundamental en nuestra vida, como líderes de iglesias es importante transmitirlos para que esto cause un impacto grande y cree una sociedad más justa. Y no solo los morales si no trabajar de la mano con los espirituales que son los que acercan más al individuo a Dios; ser cristianos integrales, andar siempre en rectitud con una conducta que impacte en la vida de los demás y que en lugar de separar una y cree conciencia en las personas del entorno.

Para el Pastor de la Iglesia CIA (Centro Internacional de Alabanza) Dr. Javier Domínguez, la falta de valores es cuando una sociedad busca la destrucción de Dios, y esto hace que todo sea “justificable” porque la moral está ligada directamente a Dios ya que es Él el absoluto moral de todos los seres humanos; si se quita a Dios de la sociedad es apartarlo del pensamiento humano.

Vemos una sociedad anárquica en la que está actualmente nuestro país, los antivalores que hoy en día se muestran son un signo real de la falta de Dios en todo su esplendor, ya sea en educación, trabajo, instituciones del pensamiento social.  En nuestro país cada quien trata de imponer lo que piensa, sin embargo solo nuestro padre celestial decide lo bueno y malo para nuestras vidas.

El pastor hace mención sobre el descuido del evangelio, que es lo que nos acerca a Dios. Es el evangelio el que debe estar en las iglesias hasta dentro del hogar; lo que ha quedado es una expresión de las pasiones de nosotros, esto es lo que se da en la familia, producto de la falta del evangelio. “Una educación sin Cristo en el hogar es un antivalor”. Añadió el Pastor Domínguez.

En cuanto los anuncios publicitarios, el Pastor agrega que la mayoría de las empresas en El Salvador, no nos hablan de valores a nivel cristiano más bien son lo que un salvadoreño quiere ver, él los considera vicios y reflejos de aquellos que controlan la economía de nuestra sociedad salvadoreña.

Al preguntársele sobre cómo cree que está trabajando la Iglesia Evangélica en cuanto la fomentación de valores en nuestra nación, él contestó: “En la iglesia no son problemas de voluntades, de conciencia, la sola buena voluntad pastoral no basta, si no está rendida a la voluntad del evangelio, hay iglesias que predican humanismo, cuando quitas a Cristo fomentando valores humanos, quitas todo”. “Si pastores, iglesias comienzan a predicar desde el evangelio lo que es el temor de Dios, recibirán bendición de Dios y en todos sus aspectos sociales comenzarán a compartir el evangelio” Señaló Domínguez.

Para el Dr. Oscar Durán representante de Global University en El Salvador, nuestro país ha sido golpeado por una práctica antivalores desde hace más de 60 años destacando entre ellos el hecho de la liberación femenina que rompió con el orden de la familia, pasando por la guerra civil que generó desintegración y añadiendo las pandillas como grupos que atemorizan a la sociedad.

“Para que la familia sea fortalecida es necesario modelar, los hijos repiten lo que ven en sus padres, si papá le habla fuerte a mamá eso es lo que repetirán los hijos, necesitamos que la Iglesia comience a hacer exactamente eso en la sociedad modelar a Cristo para generar un impacto profundo” concluyó el Dr. Durán.

Hay una urgente necesidad de predicar a la exposición bíblica. Si se predican temas sociales como: como ser un buen padre, una buena madre, un buen hijo; pero estos no van conforme a Cristo de nada le serviría a la sociedad tener buenos padres, buenas madres, buenos hijos, si estos no se rigen con la voluntad de Jesús. Nuestro comportamiento moral depende de nuestro temor a Dios, entre más conocemos a Jesús más temor se tiene.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta