fbpx
miércoles, mayo 19, 2021

La verdadera lucha: “Apetitos de la carne”

- Publicidad -
- Publicidad -


“…ante los ojos de las personas brillamos en santidad, pero en la intimidad de nuestra vida somos repugnantes, sucios e indignos”

Por muchos años como cristianos hemos luchado por cumplirle a nuestra familia, a nuestro pastor, a nuestra congregación, a nuestra denominación, a nuestra doctrina y hemos luchado por hacer las cosas correctas, vestir como nos dijeron , hablar como nos enseñaron y de hecho juzgamos y discutimos con nuestros hermanos en Cristo de cuál es la forma correcta de vestir o la manera correcta de hablar y de andar en la casa de Dios, pero este no es un problema nuevo, al parecer estos mismos problemas habían en la iglesia de Colosas quienes también discutían sobre quien hacia lo correcto, juzgando en las apariencias, por lo cual el apóstol Pablo les envió una carta para advertirles sobre esto:

Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo
Colosenses 2:16
Estoy seguro que cuidar nuestra forma de hablar o vestir es importante como se nos enseña en la iglesia, pero hemos cuidado tanto esta área superficial que nos descuidamos de lo más importante nuestro corazón, y caminamos como sepulcros blanqueados, ante los ojos de las personas brillamos en santidad, pero en la intimidad de nuestra vida somos repugnantes, sucios e indignos. Por cuidar las apariencias nos hemos distraídos de la verdadera lucha que cada creyente tiene, no importa tu edad o si eres hombre o mujer, la verdadera lucha que debes batallar cada día es contra los apetitos de la carne

tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne.
Colosenses 2:23
Conocí un joven que por su buena apariencia y buen comportamiento en su iglesia le habían dado la oportunidad de predicar en los grupos de crecimiento cada jueves, pero por las noches después de sus grupos de crecimiento veía pornografía y practicaba la masturbación, ninguna de las prácticas en su iglesia o su forma de vestir le habían ayudado a dejar la pornografía porque lamentablemente nos hemos preocupado demasiado por las apariencias, pero una noche leyendo su Biblia tuvo la convicción que debía cuidar la pureza de su corazón, y decidió pasar más tiempo en oración y practicar cada día las enseñanzas de Cristo, decidió sacar el televisor de su habitación para ser menos tentado, hasta el punto que logro vencer esta tentación.

y no asiéndose de la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.
Colosenses 2:19
Hoy debes tomar la decisión de asirte(tomarte) de Cristo y ver hacia tu interior y luchar cada día por la pureza de tu corazón, esta es la verdadera lucha y lo haremos solamente por agradar y dar gracias a nuestro salvador por el gran amor con el cual nos ha amado.

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
Romanos 8:37

- Publicidad -

ÚLTIMAS NOTICIAS

Estrategas

“Los amigos comentan: “Observad cómo ha perdido su entusiasmo”. Pero él no hace caso de los comentarios, porque los amigos no conocen...
- Publicidad -

Reconcilíate con tu hermano

https://youtu.be/oRVPGiSukkY

¿Judíos y Palestinos? ¿De una misma raíz y enemigos?

Fue hace algo así como 70 años. Nuevamente, las Naciones Unidas (y bajo el liderazgo de Gran Bretaña), firmaron y declararon formalmente...

Fuerzas para seguir esperando

“¿Qué fuerzas me quedan para seguir esperando?… ¿Tengo acaso las fuerzas de la roca? ¿Acaso tengo piel de bronce?” Job 6.11-12

NOTICIAS RELACIONADAS

Estrategas

“Los amigos comentan: “Observad cómo ha perdido su entusiasmo”. Pero él no hace caso de los comentarios, porque los amigos no conocen...

Reconcilíate con tu hermano

https://youtu.be/oRVPGiSukkY

¿Judíos y Palestinos? ¿De una misma raíz y enemigos?

Fue hace algo así como 70 años. Nuevamente, las Naciones Unidas (y bajo el liderazgo de Gran Bretaña), firmaron y declararon formalmente...

Fuerzas para seguir esperando

“¿Qué fuerzas me quedan para seguir esperando?… ¿Tengo acaso las fuerzas de la roca? ¿Acaso tengo piel de bronce?” Job 6.11-12
- Advertisement -

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí