fbpx
miércoles, febrero 21, 2024

Hambre, Guerra, Peste y Muerte

- Publicidad -spot_img

Escribimos -hace un año o poco más- acerca de las grandes preocupaciones del ser humano en su ansia por sobrevivir. Bueno, esto parece algo irreal, cuando todos queremos sobrevivir, en un mundo y en una sociedad que se vuelve más y más individualista.

Pero esta semana, es una institución religiosa -le peses a quien le pese- la que hace un llamado de atención ante uno de los fenómenos más acuciantes que afectan a los que poblamos este cansado planeta Tierra.

“Como cada año, la Iglesia Católica en Brasil lanza la Campaña de la Fraternidad durante la Cuaresma. En este tiempo en que los cristianos están llamados a convertirse y prepararse para celebrar el misterio pascual de Jesús, centro de su fe, la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil lanza una alerta, un llamado. Elija un tema candente y desafiante para los cuarenta días antes de Pascua.

“Este año el tema es el hambre. El hambre que roe por dentro. El que impide pensar y vivir. El hambre que atormenta a familias enteras, cuyos hijos sufren el flagelo de la desnutrición. ¿Y por qué el hambre? Porque Brasil ha vuelto a su macabro mapa. Más de 30 millones de brasileños no tienen qué comer. Aunque sea sorprendente, aunque sea asombroso en un país con tantos recursos naturales, con una agricultura próspera, esta es la realidad. Muchos brasileños pasan hambre. Y entre estos, no pocos son victimizados y mueren por desnutrición e inseguridad alimentaria.

“Algunos se preguntarán: pero ¿por qué la Iglesia tiene que lidiar con este problema, que es económico, social? No es un tema religioso. Esta debería ser la agenda de los gobiernos a todos los niveles, incluidas las universidades. ¿Por qué la Iglesia pone este problema tan material en el centro de su atención durante el tiempo litúrgico más importante del año? ¿No deberías proponer algo que toque más de cerca el espíritu, la vida de oración, el crecimiento devocional de tus fieles?” (Jornal do Brasil: A fome do outro: problema espiritual por Maria Clara Lucchetti BingemerPublicado Sábado, 04 de marco de 2023 às 18:31).

Las preguntas, al final del artículo de la periodista, no son tan ajenos a la religión -cualquiera que sea su apellido- cuando todas ellas -las religiones- buscan o dicen preocuparse del bienestar del ser humano.

Brasil no es la excepción en esta necesidad vital que incluye, agua, alimentos y nutrientes para el homo sapiens, que enhiesto, quiere llegar al planeta Marte, aunque si no tiene lo suficiente para sobrevivir, quizá no logre levantarse del suelo.

¿Cuál ha sido la respuesta de los que ofician los cargos públicos -llámese gobierno- para paliar esta necesidad básica? Pues destinar una cantidad ínfima del presupuesto nacional para ir en ayuda de los que quedan a la vera del camino, destinando cifras más que suficientes a los gastos de defensa -llámese armamentismo- cuestiones administrativas y a veces superfluas, castigando a los habitantes y especialmente a los niños a raciones pobres de alimentos que les harán adultos sin expectativas de vida y, lo peor, sin futuro en un mundo en que se nos ha dicho, ¡debemos competir para vencer!

No, señores religiosos, políticos y los que empresarios que mueven el dinero: el hambre ya está aquí y es tarea de todos contribuir para paliar este flagelo, que cual jinete apocalíptico corre desbocado para acabar con sus presas…

Y tal como van las cosas, el próximo artículo va a tener que explicar lo cerca que estamos de una tercera guerra mundial, que puede traer el término de la vida y el aniquilamiento del planeta.

Ojalá que no. Que no sea así. Pero la preparación siempre es buena.

(Guillermo Serrano en Ideas y Voces)

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Publicidad -spot_img

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí