fbpx
miércoles, febrero 21, 2024

Reafirmemos nuestro propósito

- Publicidad -spot_img

El reloj de la vida nunca se detiene, hasta parece un tren sin freno y que, si no sabemos correr con buena dirección, terminamos accidentados.

La iglesia evangélica está compuesta por diferentes organizaciones y ministerios que trabajan incansablemente por anunciar las buenas nuevas del evangelio, y todos en su expresión procuran sumar para una mejor sociedad. El más grande aporte de la iglesia Evangélica Salvadoreña a través de Cristo es la conversión del individuo, porque eso trae cambios (para bien) en la persona, cambios que se vuelven palpables para su entorno.

De ahí la importancia de nunca minimizar el trabajo que cada quien realiza, de la necesidad que tenemos en que cada persona que es parte de la gran familia del evangelio se mantenga constante, que no abandone su visión.

¿Por qué digo que es importante reafirmar nuestro propósito? Porque en el desgaste del servicio a Dios se tiende a crear anticuerpos, muchas veces anclados a malas experiencias, concepciones propias, expectativas, o de como creíamos que sucederían los hechos o evolucionarían los proyectos, y que a veces es distante de cómo al final pasó, ese desgaste ha llevado a muchos a tirar la toalla, y no estamos hablando de una tiranía eclesial, cada quien trabaja de manera distinta para lograr los objetivos trazados y eso no hace malo a nadie.

Mi referencia es que el crecimiento en el servicio a Dios siempre debe trascender, no debemos permitir que nada, ni nadie, nos aleje de nuestro propósito, reafirmemos nuestro compromiso, aquel que adquirimos el día que la estafeta nos fue entregada, seamos diligentes en este camino, dignos exponentes y representantes de Dios, cargados de pureza y no de iniquidad, cargados de bondad y no de soberbia, cargados de amor y no de odio.

Seamos constructores de puentes para nuestra generación y la siguiente, la vida cristiana no es una batalla campal, ni una trifulca de opiniones, es simplemente el buen deseo de obedecer a Dios y sus preceptos, convirtiéndonos en portavoz de su mensaje.

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Publicidad -spot_img

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí