fbpx
miércoles, febrero 21, 2024

El impacto de la educación cristiana en la sociedad

- Publicidad -spot_img

(Extracto de conferencia brindada para la Alianza Evangélica de El Salvador)

La educación, como el proceso de enseñanza aprendizaje, no resuelve el problema de la humanidad. El ser humano no solo necesita salir de la ignorancia, necesita un Salvador. Por esta razón la educación solamente será efectiva si apunta a Jesucristo y muestra sus valores y principios, plasmados en las Sagradas Escrituras.

En su libro ética cristiana, el Dr. Miguel Nuñez, afirma que la educación, nunca ha cambiado al hombre, porque el problema del hombre no es intelectual, sino moral. El evangelista D.L. Moody ejemplificó este principio de la siguiente manera: “Si un hombre está robando tuercas y tornillos de una vía férrea y, para cambiarlo, lo envías a la universidad, al final de su educación robará toda la vía férrea”. Una educación con valores cristianos, capacita al estudiante para escapar de la búsqueda egocéntrica del éxito, como la sociedad actual lo interpreta, para centrarse en servir con mejores herramientas a los propósitos de Dios. Necesitamos cristianos en las ciencias, no solo excelentes científicos, sino que tengan también comprensión teológica, con profundidad Bíblica, para que puedan llevar la sanidad del mensaje transformador de Jesús.

Para ser efectivos, debemos crecer en esas dos dimensiones: Caminar hacia la madurez cristiana y crecer en madurez profesional. Ambas deben desarrollarse en armonía. Sobre la educación cristiana, Peter Wehner, un escritor estadounidense y ex redactor de discursos de las administraciones de tres presidentes dijo que: “La religión era fundamental para la identidad central de las primeras universidades del mundo…un estudiante que se matriculaba en Yale, Princeton o Columbia…no estaba allí para realizar investigaciones científicas ni para obtener la acreditación de una escuela profesional. Él estaba allí para dar forma a su alma”. La educación cristiana forma siervos que bendicen al mundo, porque por la gracia de Dios, están sedientos de oportunidades para darse por completo, porque han comprendido que tienen una causa, mucho más grande que sus propias vidas, la causa de Cristo.

En el pasado, las iglesias fueron las responsables de fundar los primeros orfanatos, los primeros hospitales y las primeras universidades del mundo. Las más prestigiosas universidades de Occidente, como Harvard y Yale, fueron fundadas por cristianos. En el presente, necesitamos todos juntos, padres de familia, iglesia, instituciones de educación cristiana; crecer en el Señor y capacitarnos efectivamente para llevar la luz de Jesús a nuestra sociedad. En el futuro, la iglesia de Cristo presentará sus frutos al Salvador. Al haber promovido por medio de la educación cristiana, los valores del Reino, seguramente no pasará desapercibida, sus santos habrán hablado con hechos para la gloria de Dios.

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Publicidad -spot_img

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí