fbpx
sábado, abril 13, 2024

Una labor entre barrotes que restaura

- Publicidad -spot_img

Por: Edwin Góngora

Existen actividades que realizan diferentes ministerios cristianos en los centros penales de nuestro país, que generan impacto.

Una labor llena de muchas críticas, incomprensiones y señalamientos, pero que en silencio y con el correr de los años ha sido clave para la conversión de muchas personas, permitiendo la restauración de su vida y la de sus familiares.

El Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel es uno de estos ministerios que desde hace 46 años impulsa esta labor la cual han denominado Ministerio de privados de Libertad.

El Pastor Edgar López Bertrand Jr., explica que fue su padre el gestor de esta idea de la que estuvo al frente por años y que en la actualidad se continúa haciendo como se les enseñó, pero con mayor énfasis y excelencia.

El pastor Jr., asegura que visitar una cárcel necesita de toda una logística, pero en el caso de los servidores que acuden a ellas, una preparación espiritual y de compromiso con Dios, pues su labor es de transmitir lo que aun él tiene y puede hacer en su vida.

Este Ministerio entrega a los internos bolsas con alimentos, pero que tienen un significado espiritual; los privados de libertad reciben en ellas pan, como símbolo que Jesús es el pan de vida, una bebida que representa el agua de vida, así como un ejemplar de la Biblia y artículos de aseo personal.

El que este ministerio se mantenga y arroje buenos resultados “es gracias a la misma presencia de la palabra que Dios da en todas sus expresiones y que ha creado conciencia entre un buen número de los privados de libertad”, señala el pastor Jr.

Así también señala que esta tarea ha sido bien comentada por organizaciones internacionales. Este es el caso de la presidenta de Enlace Costa Rica, Ruth Solís quien le manifestó “cuando tocas a un privado de libertad tocas a una familia”, lo que asegura realizan.

Y es que asistir a un centro penal va más allá de predicar una o dos veces por semana. La misión es acompañar a las familias y llevar el desarrollo de los hijos, mujer, u hombre que están fuera.

El Pastor Edgar López Bertrand Jr. dice que es una labor intensa, pero que Dios realmente provee pues las cosas “siempre aparecen” y eso les motiva a seguir adelante.

El recuerda lo que dice Mateo 5:13 “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Y esto debemos de cumplir.

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Publicidad -spot_img

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí