fbpx
lunes, junio 17, 2024

La falsedad

- Publicidad -spot_img

Por: Edgar López Bertrand Jr. | Pastor General Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel

Cosas que parecen, pero no son. Palabras que se dicen, pero no se sienten. Compromisos que se adquieren junto a promesas que no se cumplen.

La falsedad es la tarjeta de presentación del descorazonado, es la cruel manera de ser y vivir del desamorado; es la muestra de la dureza de corazón que muchos llevan dentro.

La falsedad tiene sus días contados; podrás engañar a algunos, pero no lo lograrás para con todos. Tarde o temprano llegarán las consecuencias y no necesariamente serán visibles para la sociedad, amigos o familia. Estas consecuencias las pagarás extrañando a quien engañaste y dañaste con tus mentiras, promesas y falsedades.

La falsedad enaltece al que cree dominarlo todo, pero al final sufrirá con agudeza la falta de verdaderos amigos, hermanos y confidentes. Será en ese momento cuando notará que el que ríe de último ríe mejor.

La falsedad abre muchas puertas, círculos, oportunidades; te permite conocer a muchas personas, pero la falsedad también te coloca en un lugar incómodo y vulnerable. La falsedad te dejará expuesto ante los que creen conocerte como los que se negarán a conocerte por las referencias que han tenido sobre tu persona.

La falsedad abre una puerta que resulta ser amplia y peligrosa: la puerta de la vergüenza. La falsedad te llevará a ese momento donde no podrás ocultar lo que verdaderamente sientes y estás atravesando, probablemente rodeado de personas, pero en completa soledad.

Cuidemos nuestra mente y corazón de la falsedad, evitemos creer que nadie lo sabrá o notará. Recuerda que tarde o temprano la factura llegará y cuando llegue lo hará con las consecuencias, que, aunque nadie note, si las sentirá el que ha vivido en falsedad.

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Publicidad -spot_img

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí