fbpx
lunes, junio 17, 2024

El aborto y sus secuelas, una decisión que cobra la vida de más de 50 millones de seres humanos

- Publicidad -spot_img

Por: Edwin Góngora

Por diferentes circunstancias la vida, nuestra existencia, siempre ha estado amenazada.

Los ataques porque muchas vidas no sean, encuentran cada vez más apoyo.

La Biblia nos dice en una parte de Juan 10:10 que “El propósito del ladrón (el enemigo) es robar matar, y destruir”; no importando cual sea tu condición, incluso que esta sea la de un no nacido.

Desafortunadamente la vida se a intentado eliminar desde un inicio, desde su concepción, una idea que tristemente a tomado fuerza en los últimos años.

Recientemente la Federación Alianza Evangélica Costarricense (FAEC), en conjunto con Sinergia y el Frente Nacional por la Vida realizó un evento en el que se analizó el rumbo que la corriente abortista está teniendo y lo que desde las iglesias se puede hacer.

Fue una conferencia a cargo del El Doctor Calum Miller, experto inglés en bioética de la Universidad de Oxford, quien brindó importantes perspectivas sobre el aborto, su evidencia científica, las mentiras, las falacias y la verdad

Una de las realidades planteadas por el Doctor Miller es la que enfrenta Irlanda.  Hace tan solo 10 años, solo el 35% lo apoyaba, hace 5 años se hizo el mismo censo y un 70% ya está a favor del aborto.

Para la implementación de este tipo de políticas, múltiples organizaciones no gubernamentales otorgan grandes cantidades de dinero para su promoción.

En la época de Jesús, el Imperio Romano veía con normalidad tanto el aborto como el infanticidio por ello una vez que los cristianos llegaron al poder, protegieron la vida de estos niños y prohibieron este tipo de prácticas.

El cristianismo ha ofrecido mucho en apoyo de los derechos humanos incluso ellos servían a huérfanos, viudas y necesitados, teniendo de soporte la palabra de Dios.

El médico manifestó que siempre quieren enfrentar a la madre con el niño, que, si uno apoya al bebé, es provida o que si uno apoya a la madre es pro-decisión o proaborto. Pero esto es incorrecto ya que la postura provida realmente se preocupa por las 2 vidas ya que ambas merecen protección y cuidado.

En el Reino Unido, 1 de cada 3 mujeres tiene un aborto en su vida, anualmente se realizan 200,000 procedimientos solo en ese país y alrededor de 50 millones a nivel mundial.

En Estados Unidos, hay un millón de abortos cada año y alrededor del mundo se contabilizan 2 abortos cada segundo.

Según estudios, 1 de cada 4 abortos ocurre en el mundo sin consentimiento de la mujer, muchas de las que se lo practican saben que si mantienen su bebé pueden perder el respeto de su familia, el amor de sus parejas y amistades.

Otros datos señalan que las mujeres más propensas a cometer suicidio son las que abortaron, en segundo lugar, están las que no tienen hijos y por último, las madres.

Un aborto practicado puede ocasionar un aumento del 25-36% de riesgo de parto prematuro, y si hay más abortos practicados, aumenta del 51-93%.

La práctica abortista es responsable de 23,000 nacimientos prematuros en Estados Unidos, 2 mil casos de parálisis cerebral y 1,200 millones de dólares solo en costos neonatales iniciales.

Las complicaciones del parto prematuro son la principal causa de muerte entre niños menores de 5 años, responsables de aproximadamente 1 millón de muertes en 2015.

También el aborto es causante de más enfermedades de transmisión sexual, debido a que si saben que se pueden embarazar pueden abortar, en países con aborto legalizado hay un aumento del 60% de transmisión de gonorrea.

Se estima un costo anual de 4 mil millones de dólares para el tratamiento de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) atribuibles a la legalización del aborto en los Estados Unidos (300 millones de dólares de la gonorrea).

En Estados Unidos solo 0,1% de los abortos fue a causa de una violación o un crimen violento contra la madre.

Según estudios del 2020 en Reino Unido y Gales, tan solo 1,5 % de los abortos se realizó por alguna discapacidad del bebé, el 0,01 se realizó porque la vida de la madre estaba en peligro.

La realidad es que el 98% de los abortos es excusado por la situación económica o salud mental.  En el Reino Unido es incluso posible elegir tener o no a un niño en base a su sexo, hasta los 6 meses.

Pero en medio de toda esta situación no olvidemos la otra parte de Juan: 10-10: “Mi propósito es darles una vida plena y abundante”.

Además, Dios nos recuerda en Jeremías 1:5 “Yo te elegí antes de que nacieras;

te aparté para que hablaras en mi nombre a todas las naciones del mundo”.

Ninguna vida es un accidente, aunque así pueda parecer, sin embargo, él nos da Identidad, propósito y destino que lo veremos con esa vida plena en abundancia que nos ofrece.

- Publicidad -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Publicidad -spot_img

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí